Cómo ajustar la pelvis, caderas y lumbar en las torsiones


Vemos en este vídeo cómo podemos ayudar a soltar las caderas, mover la pelvis y aliviar nuestra lumbar con una torsión sencilla en la silla y contestamos a la gran pregunta: ¿hay que dejar que la rodilla vaya hacia delante o la sujetamos y bloqueamos en Baradwajasana en la silla?


Otros artículos para comprender las torsiones:

Secuencias en abierto de torsiones:


La pelvis en las torsiones

Hoy quiero hablaros de  posición de la pelvis y de la columna lumbar en las torsiones. Porque a veces hay preguntas y dudas sobre si hay que sujetar las piernas o si tenemos que dejar que la pelvis se mueva.

Fijaos que cuando hablamos de torsiones, como Ardha Matsyendrasana o Marichyasana, la pelvis está de una determinada manera. Incluso, fijaos que, si hablamos de Parivritta Trikonasana, que tenemos las piernas separadas. En este caso sí es cierto que hay un movimiento como de querer llevar la pelvis de frente. Pero en esas posturas, la pelvis va a estar determinada por la posición de las piernas de la propia postura.

Así que para explicar qué pasa con la pelvis en las torsiones quiero basarme en una torsión, digamos, neutra, como es Baradwajasana en la silla. ¿Qué tienen que hacer las piernas? ¿Qué tienen que hacer la pelvis? ¿Por qué a veces nos dicen que hay que sujetar las rodillas? ¿Hay que dejar que las rodillas se muevan?

Lo único que tenemos que saber es por qué queremos o por qué no queremos que se mueva o no se mueva la pelvis.

Objetivo: la columna lumbar

Entonces partimos desde una posición de estar sentados en una silla, vamos a poner una manta en la silla y lo que sea que necesitemos en los pies para hacer un ángulo de unos 90 grados o más o menos 90°.  Vamos a sacar los huesos de las nalgas para que esté todo en su sitio.

Muchas veces lo que se hace es que se coge un ladrillo y se pone entre las dos piernas, cerquita de las rodillas, en los muslos. Dependiendo de lo que queramos va a ser un poquito más arriba o más abajo. Pero bueno, en el vídeo vamos a poner una medida estándar, más o menos cerca de las rodillas, en el medio de los muslos. Abrimos los dedos de los pies, pues esto le va a dar cierta actividad o acción a la columna lumbar. Eso sí que lo queremos.

¿Y cuál es nuestro objetivo?
Nuestro objetivo es girar. Estar presionando ligeramente el ladrillo va a hacer que esta rodilla no se vaya hacia delante. En el vídeo estoy haciendo una torsión en la que voy a girar hacia mi lado izquierdo. Entonces, si giro hacia mi lado izquierdo, la rodilla derecha o la pierna derecha puede tender a moverse hacia delante. Incluso a veces se juntan las piernas, y la gente se pone contra una pared para bloquear las rodillas y no se muevan.

Entonces, ¿es correcto? Es correcto que se mueva.
¿Es correcto que no se mueva? También podríamos hacerlo con las piernas juntas, sin dejar que se mueva, o dejando que se mueva hacia delante.

Lo que realmente va a determinar si es correcto o no, es lo que queremos que pase en nuestra columna lumbar. Entonces, si nosotros hacemos una torsión en la que, al girar, dejamos que la pierna del lado contrario al que giramos se mueva hacia delante, estamos permitiendo que la pelvis gire un poquito, se mueva hacia delante o se desplace de alguna manera.

Pelvis, lumbar, pecho, cuello

El primer movimiento de la torsión va a ser la pelvis, y luego la columna lumbar (y luego seguimos girando hacia arriba). Pero si lo que nosotros hacemos es sostener de alguna manera las dos rodillas, esto va a hacer que la torsión sea solamente un asunto de la columna lumbar, porque la pelvis no se mueve hacia delante, y solo va a haber una implicación de la columna lumbar.

¿Qué es correcto? ¿Qué no es correcto? Cuando hay una lesión lumbar, lo normal o lo habitual es que permitamos que se mueva un poquito la pelvis para que eso que estamos haciendo sea un poquito más amigable. Entonces, dejamos que la pierna se mueva un poquito hacia delante, que empiece el giro en la pelvis, que empiece el giro en las caderas, y en la pelvis, y que luego vaya subiendo hacia la columna lumbar.

Sin embargo hay lesiones que requieren que no sujetemos ahí y no permitamos que las piernas se muevan, y que solamente vaya a la lumbar. Tenemos que ver qué queremos. ¿Queremos que se mueva un poquito la pelvis para que sea un poquito más fácil acceder a esa torsión o no? ¿O queremos que solo sea un asunto de la columna y mover y retorcer ahí?

Recordad siempre que la columna lumbar es la que menos movilidad en torsión tiene por biomecánica humana. Esto no lo decidimos nosotros. Esto es así. Entonces, este es el tema de cómo se comporta la pelvis al girar o no girar. ¿Queremos que la pelvis se mueva antes de la lumbar? ¿Que sea un poquito más fácil? No diría fácil, diría amigable, que no sea tan directo hacia la columna lumbar. Dejamos que la rodilla vaya un poquito hacia delante, que no se abran, que no se separen, porque eso, además, también tiene otras implicaciones atrás, en la articulación sacroilíaca.

Entonces, sí, está bien que las mantengamos. De hecho, sí, podríamos poner un ladrillo e incluso, con el ladrillo, permitirque se queden paralelas las piernas, para que no haya movimientos ahí en la de presión en la sacroilíaca. Y podríamos dejar que la rodilla se deslice un poquito hacia adelante, incluso con el ladrillo.

Pero normalmente, es poner el ladrillo y sujetar las rodillas para acceder a la lumbar solo, o permitir que se mueva un poquito la pierna hacia delante. Insisto, no hacia fuera, un poquito hacia delante, para que el giro empiece en la pelvis y sea un poquito menos exigente, si queréis, menos comprometida, solo para lo que es la columna lumbar.

Lesiones y torsiones

Entonces, ¿puede haber una lesión en la lumbar que requiera eso?

Tendríamos que estudiar si requiere que se mueva la pelvis o que no se mueva. Pero, sinceramente, ante la duda, si dejamos que se mueva la pelvis, todo va a ser un poquito más fácil, un poquito, insisto en el término amigable, porque eso es lo que estamos haciendo con la lumbar, facilitarle un poquito el trabajo de giro y la movilidad.

Y si queremos darle caña, pues nada, bloqueamos las rodillas bien, y que solo sea un asunto de la lumbar. Conozco a profesores que nunca dejan que la rodilla se vaya hacia delante. Conozco a profesores que nunca dejan que se mantengan las dos piernas atrás. O sea, hay de todo tipo, quiero decir, ya en clases normales, hay profesores muy buenos que dicen: ‘No se va a mover la rodilla’, y hay profesores muy, muy buenos que dicen: ‘Siempre se va a mover un poquito la rodilla’. Incluso en formaciones de profesores también lo he visto, hay formadores que dicen: ‘Permitir que por lo menos los primeros años la rodilla se mueva un poquito hacia delante’, y hay otros que dicen que no, que en ningún caso se va a mover.

Lo más importante es la anatomía humana, y en la anatomía humana puede ser de las dos maneras.

Conclusiones finales

No se trata de qué es correcto o incorrecto, sino qué funciona o qué no funciona, o para qué queremos un elemento u otro. Seamos profesores o seamos practicantes, podemos hacerlo: coged la silla y haced este Baradwajasana en la silla y ved cómo la lumbar se comporta de una manera diferente según el escenario, según si ponemos el ladrillo o no lo ponemos.

Y nada más, espero que te aclare las dudas esta explicación sencilla de qué pasa en la pelvis cuando giramos con bloqueo o permitiendo que la rodilla se vaya hacia delante.


Te veo en el Curso 


Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *