¡CállateyhazYoga episodio 12. Dale al Play!
Te dejo una transcripción del Podcast por si lo quieres leer


Bienvenidos a CállateyhazYoga el Podcast en el que hablamos de Yoga: de la práctica, la teoría, las escuelas, los maestros, las posturas, los libros y toda lo relacionado con esta maravillosa práctica. Queremos hablar de Yoga de manera normal, con los pies en la tierra y con sentido del humor, hablar de yoga en definitiva como si lo hiciéramos de cualquier otro tema. Soy Jorge Caballero, un practicante de Yoga más, que también imparte clases desde hace tiempo.

Hoy vuelve a tocarle el turno al Dr McCall y a sus 40 beneficios del Yoga. La 2ª parte de los beneficios que ya vimos en el podcast número 8.

Si estáis oyendo esto desde una app de podcast pasaros por la Web Callateyhazyoga.com porque tenéis más material, hay post hablando de teoría,  series de Práctica completas con fotos y tenéis mi contacto para poder escribirme y contarme lo que queráis.

Recuerdo por si alguien aún no la ha descargado que hace un par de semanas comencé a regalar con la suscripción a la Web La Guia para aprender a practicar Yoga en casa.  60 páginas llenas de material para que podamos saber cómo afrontar la práctica de Yoga en casa con trucos, estrategias y consejos además de una parte de práctica propiamente dicha.  Si aun no estais suscritos no dudéis en hacerlo porque os lleváis este regalo de bienvenida, solo poneis nombre y mail en el formulario que veréis en cualquiera de las páginas de la Web y os la descargais facilmente.

Bueno, vamos con el episodio de hoy.

Los 40 beneficios del Yoga, 2ª Parte

Presenté en en el episodio 8 al Dr McCall y su libro Yoga y medicina, prescripcion del Yoga para la salud. Esta es la 2ª parte dedicada a un capítulo del libro que se titula: “40 formas que tiene el Yoga para mejorar la salud.  Como 40 eran muchos beneficios para un solo podcast ya dije que lo íbamos a hacer en 3 partes, así que hoy es la segunda de esas tres partes y se la vamos a dedicar a La Función Corporal. Recordar solamente que la primera parte se la dedicamos a los beneficios que el Yoga tiene para La estructura corporal y que si no lo habéis escuchado, merece la pena hacerlo.

Tambien mencioné que para mi lo ideal en las clases es no ponerse a hablar de los beneficios de las posturas, si no que es mejor dedicarlo a indicar como hacer bien las posturas para refinarlas y que vengan todos esos beneficios. No obstante es muy interesante saber cómo y de que manera actúa el Yoga en beneficio de la salud, y que mejor forma que hacerlo de la mano de un Dr. en medicina y además un estudioso del yoga como es el Dr. McCall, ¿no os parece?.

Pues venga, vamos a ello.

La Función Corporal y el Yoga

Bueno, la lista de los  beneficios que nos plantea para la temática que he elegido y titulado “La Función Corporal” son 15 y son los siguientes:

    1. Mejora la función pulmonar
    2. Ayuda a respirar más lenta y profundamente
    3. Ayuda a no respirar por la boca
    4. Aumenta la oxigenación de los tejidos
    5. Mejora la función inmune
    6. Disminuye los niveles de la hormona del estrés cortisol
    7. Condiciona el sistema cardiovascular
    8. Diluye la sangre
    9. Mejora el retorno venoso
    10. Disminuye la presión arterial
    11. Disminuye el azúcar en sangre
    12. Facilita la pérdida de peso
    13. Mejora los niveles de colesterol y triglicéridos
    14. Mejora la función intestinal
    15. Aumenta la circulación linfática

 

 Los beneficios del Yoga para La Función Corporal

Venga vamos a ver en detalle esos beneficios del Yoga para La Función Corporal.

1, 2, 3 y 4. Mejora la función pulmonar, Ayuda a respirar más lenta y profundamente. Ayuda a no respirar por la boca. Y aumenta la oxigenación de los tejidos.

Empezamos por cuatro beneficios que tienen que ver entre sí.

Aquí el Dr comienza mencionando algo que es de vital importancia, y nunca mejor dicho.
Fijaos en que ya hablábamos de la corrección postural como beneficio de la práctica de Yoga, y es que al mejorar la postura, una de las primeras cosas que hace el Yoga es colocar en su lugar la parrilla costal. Normalmente tendemos a hundir el pecho y cerrar el esternón, algo que tiene una influencia directa sobre la capacidad que tienen los pulmones para hacer su función. Este pecho hundido hace que se reduzca drásticamente la capacidad que tenemos para coger y soltar el aire y eliminar los elementos de desechos de la respiración. También reduce el espacio en las costillas inferiores de manera que la zona más baja de los pulmones no trabaja a su rendimiento óptimo. Así que en Yoga colocamos siempre la cintura escapular, con el movimiento omnipresente de las posturas de llevar atrás los hombros, bajar las escápulas y permitir que el esternón suba. Esto permite y da paso no solo a un aumento de la capacidad respiratoria, si no a que esa capacidad respiratoria sea adecuada y se produzca en toda la región pulmonar. Desde abajo hacia arriba.
Incluso cuando no modificamos la respiración, el Yoga tiende a que la respiración sea más lenta y profunda. Este hecho se demostró en un estudio publicado por la revista Británica “the Lancet” que menciona  McCall en su libro. Y nos indica, que muchas respiraciones rápidas y poco profundas hacen que llegue menos aire a los alvéolos que unas cuantas respiraciones lentas y profundas. Con lo que la respiración más profunda calma al sistema nervioso y también se traduce por una mayor cantidad de oxígeno en el cerebro y los tejidos musculares. Ya sabéis que si llega poca cantidad de oxígeno a la musculatura, llegan menos nutrientes e inhibe el flujo normal de sangre y su normal funcionamiento. Así que además de las implicaciones mecánicas de lo que estamos exponiendo, creo que podéis imaginar el efecto psicológico que tiene todo esto, verdad?

Y luego lo de respirar por la nariz. Hay un dicho en el Yoga que es: la boca y el estómago para comer, la nariz y los pulmones para respirar. El cuerpo necesita que el aire entre y salga por la nariz. Esta calienta el aire y lo mantiene en una temperatura óptima, lo filtra y lo humidifica, algo necesario para los pulmones. Además, hay estudios odontológicos que indican que el sacar el aire por la boca, además de facilitar el ronquido, desalinea la mordida. Así que fijaos todas las implicaciones mecánicas y no mecánicas que tiene el hecho de respirar bien, y por donde hay que hacerlo. Esto daría para un podcast entero solo con esto como podéis ver.

Pero vamos  a continuar con los beneficios del Dr. McCall.

 

5 y 6. Mejora la función inmune y Disminuye los niveles de la hormona del estrés cortisol

Quiero leer textualmente lo que dice el Dr. sobre la mejora de la función inmune.

Dice: Muchas prácticas de Yoga pueden mejorar la función inmune pero es la meditación la que cuenta con mayor apoyo científico. El Dr Jon Kabat-Zinn, director de la clínica de reducción de estrés en la universidad de Massachusetts, condujo un estudio con gente que sufría casos graves de psoriasis, enfermedad autoinmune de la piel. Los que seguían una meditación guiada mientras recibían el tratamiento normal de terapia tenían hasta 4 veces más probabilidades de que mejorara el estado de su piel. En otro estudio llevado a cabo por el mismo Dr. Zinn y el Dr. Richard Davison, se examinó a un grupo de trabajadores de alta tecnología que, aprendiendo sencillas posturas de Yoga y técnicas de meditación, desarrollaron un mayor nivel de anticuerpos de la gripe en sangre, después de haberla pasado, que el grupo que no había hecho la meditación. Lo que indica que tenían una capacidad mayor para luchar contra la infección. Así mismo, cuando la gente sufre estrés con regularidad, sus niveles de cortisol son crónicamente elevados y esto tiene un efecto adverso sobre el sistema inmune, el peso del cuerpo y la memoria.

No voy a decir nada más, creo que es suficiente.

Aquí tenemos un gran grupo de puntos ya que están relacionados íntimamente, mirad, son los puntos del 7 al 13:

Condiciona el sistema cardiovascular, Diluye la sangre, Mejora el retorno venoso y Disminuye el azúcar en sangre. Disminuye la presión arterial. Facilita la pérdida de peso. Y Mejora los niveles de colesterol y triglicéridos.

El Yoga mejora el sistema cardiovascular. Por una parte tenemos todo el trabajo aeróbico de las posturas enlazadas unas con otras mediante saltos o movimientos dinámicos y que podemos hacer durante un buen rato: Las vinyasas. La secuencia más conocida de estos movimientos es el famosísimo Surya Namaskar, el Saludo al Sol, pero hay cientos de secuencias similares. Pero también el Yoga disminuye el ritmo cardíaco en reposo y aumenta el consumo máximo de oxígeno con lo que mejora la resistencia durante el ejercicio y el acondicionamiento aeróbico.

Por otro lado, como las venas no pueden impulsar la sangre y dependen  del movimiento de las zonas adyacentes, las posturas invertidas facilitan el retorno venoso de las piernas y pelvis hacía el corazón con lo que mejora el rendimiento de este. Así mismo, las torsiones mejoran el retorno venoso de los órganos internos, lo que permite que más sangre oxigenada fluya cuando el giro se deshace. Evidentemente esto tiene efecto directo en la ayuda a que se diluya la  sangre que evita la coagulación y con ello el riesgo de trombos e infartos al no permitir  que las plaquetas se agrupen formando coágulos. El efecto de reducción de azúcar en sangre nos indica el Dr. McCall que se debe en parte a la disminución que provoca el Yoga en los niveles de cortisol y adrenalina. Así como la presión arterial, que disminuye gracias a la meditación y la relajación. La respuesta al estrés al que muchas veces estamos sometidos eleva la presión arterial, con lo que es buena idea tener una práctica regular de posturas restaurativas, de relajación y de meditación propiamente dicha.

La pérdida de peso que acompaña a la práctica regular de Yoga según el Dr puede deberse a varios factores como la consciencia a la hora de comer a parte de la quema de calorías, sobre todo cuando se hace una práctica dinámica como decíamos antes. También torsiones como Jatara Parivartasana ayudan a este efecto. ¿No sabes cual es Jatara parivartasana? Entonces tienes que visitar más la Web porque ahí voy poniendo secuencias enteras de posturas en las que está este Asana! También, nos dice el Dr. que numerosos estudios han revelado la capacidad de la práctica de Yoga para disminuir los niveles de grasa en sangre, incluidos el LDL (colesterol malo) y los trigliceridos, asociados a problemas como la pancreatitis.
¡Seguimos!

  1. Mejora la función intestinal

Fijaos en que el estrés es un poderoso enemigo contra la función intestinal. Todos en algún momento u otro hemos sentido esas raras sensaciones en el estómago cuando estamos nerviosos o preocupados. Así que la práctica regular de posturas restaurativas ayudan a mejorar ese control del estrés, además de dejar el vientre suave y pasivo lo que, combinado con las torsiones que movilizan todos los órganos internos y las demás posturas que vigorizan la musculatura abdominal tienen un efecto de mejora directo sobre la función intestinal.

Y finalmente

  1.  Aumenta la circulación linfática

Además de arterias y venas hay un tercer sistema a través del cual circulan fluidos. Este sistema conduce la linfa un líquido rico en linfocitos que lucha contra infecciones y que elimina algunos de los productos de desecho de las células. Tal como decíamos con las venas, el sistema linfático dependen del movimiento de los órganos cercanos, con lo que, al realizar las Asanas con esa mejora de la función de los órganos internos que hemos mencionado antes, el sistema linfático también mejora su función.

Una de las cosas que me llama más la atención leyendo al Dr McCall es que se pone de manifiesto algo que todos sabemos pero que muchas veces olvidamos y es la relación directa entre todos lo elementos que nos componen. El Yoga, al ser una disciplina tan completa, y que llega hasta niveles de profundidad que ninguna otra disciplina o terapia llega, mejora al individuo en todos sus aspectos: físico, emocional, espiritual y psicológico.


Llegamos así al final de este episodio
Espero que me sigas acompañando en este pequeño y humilde viaje de Yoga y que podamos seguir aprendiendo juntos todos porque al final ese es el objetivo del Yoga y de la vida.

Ya sabéis que si tenéis cualquier consulta o sugerencia será bienvenida y  podéis pasaros por la web y dejar un comentario sobre lo que opinas de lo que hemos visto hoy, que mola ver lo que otros Yogis y Yoginis opinan.

Nos escuchamos la semana que viene.

Es todo por hoy

Hari Om Tat Sat!

Comentarios (10)

Author’s gravatar

Hola Jorge,
Yo ya te lo he dicho en alguna ocasión, que aunque llevo poco tiempo practicando Yoga, me está viniendo muy bien sobre todo en los aspectos espiritual, emocional y psicológico y bueno, físico también porque me he dado cuenta que tengo mas elasticidad y me cuesta menos moverme y me caso menos. Así que, estoy súper agradecida de haber entrado a tu clase por primera vez para ver que era esto del Yoga, jeje
Gracias!!

Responder
Author’s gravatar

Raquel, sabes que no te pongo cara ahora mismo y me da mucha vergüenza? Dime en clase quien eres por favorrrrrr!
Pues si que se nota rápido la mejoría cuando se empieza a hacer Yoga, es lo que hablaba justo en el podcast, que es algo que trabaja a tanta profundidad que aunque perfeccionar las Asanas es dificil, en seguida notamos una mejoría a todos los niveles muy alta. Celebro que lo percibas así.
Gracias Raquel, por pasarte a comentar, lo valoro mucho. Mil gracias!

Responder
Author’s gravatar

Otro programa espectacular. ¡Se me hacen muy cortos! Gracias por tu trabajo.

Responder
Author’s gravatar

Muchísimas gracias Vanessa!
Estoy haciendo algunos mas cortitos estas semanas porque tengo alguno largo preparado, jejeje, por no agobiar!
Gracias a ti por pasarte a comentar!

Responder
Author’s gravatar

Todos los consejos del podcast de hoy son muy interesantes. Espero notarlo en mis proximas analiticas. Gracias

Responder
Author’s gravatar

Anda, pues si, vamos a poner a prieba lo que dice el Dr. McCall!
Esperamos esos resultados, vale?
Gracias!!!♥♥♥

Responder
Author’s gravatar

Vamos a hundir a las farmacéuticas, jajajaja. Coñas aparte, espero que, como dicen por ahí arriba, se note en la analíticas… Porque lo que es en el peso yo aún no me lo noto 😛
Ya me dejaste convencida de lo de la circulación un día que iba a clase medio mala, hicimos torsiones y se me puso un dolor de cabeza potente… Ahora a ver si nos enseñas las posturas invertidas y mejoro también la circulación de las piernas (apúntalo a las peticiones del lector, :-P).
Por cierto, que sí que tengo agujetas en la espalda (dorsales y escápulas) y abdominales (debajo de las costillas) de la clase de ayer.

Responder
Author’s gravatar

Ya decia Iyengar que si todo el mundo hiciera Yoga cerrarían las farmacias, jejej
Pues no sabes lo que me alegro de las agujetas porque eso es que entraste en las posturas bien bien. Los del dolor de cabeza pasa a veces, al salir toxinas, puede dar un poco de dolor de cabeza…
Esta semana estamos con alguna invertida, como ves, hago mucho caso de las peticiones del lector, y de la lectora!
Un beso Macarena!♥

Responder
Author’s gravatar

Muy interesante Jorge, me ha gustado el ejemplo del estudio sobre la psoriasis y la meditación. Y que bien recordar que con las torsiones también favorecemos el retorno venoso.
Muchas gracias!!!!

Responder
Author’s gravatar

Que interesante, ¿verdad?
No conocía esto hasta que lo leí en el libro del Dr. McCall. Es tan interesante como lo que afecta a la posición de la vejiga el arco del pie. Alucinante.
Retorno venoso pero ya, nos tenemos que poner al lío mas!
Gracias Nines!!!!

Responder

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *