Dolor de cuello y descompresión cervical


Dolor en la columna cervical

La conexión entre hombros, clavículas, columna dorsal, diafragma y cuello es tan estrecha que resulta esencial considerar de manera conjunta todas las acciones que abarcan la cintura escapular y las cervicales.

Los trapecios y escalenos son músculos fundamentales en la región del cuello y los hombros. El músculo trapecio, que se extiende desde la base del cráneo hasta la mitad de la espalda, desempeña un papel crucial en los movimientos y la estabilidad del cuello y los hombros. La tensión en este músculo puede llevar a dolores de cabeza, rigidez y una disminución de la movilidad. Por su parte, los escalenos, que se encuentran a los lados del cuello, están implicados en la flexión y rotación del cuello, así como en la respiración, ya que ayudan en la elevación de las costillas superiores.

Es importante que los trapecios y escalenos estén liberados y sin tensiones que puedan dejar una cervical con poca movilidad o comprimida, por eso su estiramiento nos dará una nueva sensación de movilidad en la zona.

✏️ La descompresión cervical la hacemos con una manta que, además, al tocar suavemente parte de la musculatura del cuello, está se relajará obteniendo un pequeño efecto masaje. La forma que con la manta damos a la cervical normaliza las curvas en caso de tener algo de rectificación es esa parte.

Relajación y descompresión del Cuello

Vamos a ver una pequeña relajación del cuello, que lo podemos unir al trabajo del cinturón para los trapecios y le va a ir muy bien a esos trapecios cargados, a ese cuello cargado de estrés, cargado de una postura hacia adelante por el móvil, por el ordenador y nos va a venir muy bien. Estas cosillas de 5 minutos de Yoga tan sencillas y mágicas.

Pues lo tenemos fácil con una manta y con nuestro Savasana.

Vamos a coger una manta y vamos a enrollarla un poquito, la abrimos una vez y la vamos a enrollar un poquito, un poquito porque ahí va a ir nuestro cuello. Entonces fijaos en el vídeo cómo hago un rulo de un. tamaño medio en el que toque ligeramente la cervical. Va a depender un poquito de nuestro cuello, pero ya veréis como al ver la idea, luego cuando lo probéis vais a saber enseguida cómo ponerlo.

Entonces vamos a hacer simplemente Savasana y encima de ese rulo vamos a poner el cuello, bien abajo, tirando hacia la mitad. Entonces, la idea es que nosotros notemos una ligera presión, una ligera presión. Claro, a más rulo más presión vamos a notar evidentemente. La idea es que nosotros notemos una ligera presión. Ahí vamos a ajustar hombros y omóplatos, vamos a estirar las piernas, claro, y vamos a ajustar hombros y omóplatos y ahí nos vamos a quedar entre 5 y 10 minutos.

Entonces, cómo hemos hablado muchas veces, queremos en un masaje o una liberación miofascial: presión, dirección y tiempo.

Presión, dirección y el tiempo de permanencia que nosotros estemos.

Así que fijaos ahí que podemos combinarlo con lo del cinturón en el enlace que os he dejado más arriba. Podemos hacer un ratito ese ajuste, ese Tadasana con el cinturón para ajustar hombros y omóplatos, hombros y omóplatos y cuello.

Claro, no es hacer una práctica de Yoga completa, pero bueno, son 10 minutos que tengo para liberarme un poquito porque ando cargado, ando con estrés y demás.

Cómo hacer la descompresión cervical

Tienes en el vídeo la forma correcta de ejecutar este sencillo Savasana pero te dejo aquí los pasos más importantes a modo de resumen.

Preparación:

  • Coge una manta y enróllala un poco, creando un rulo del tamaño adecuado para tu cuello.
  • Pon esa manta en el suelo y coloca el rulo en la parte inferior de tu cuello, tirando ligeramente hacia la mitad.

Asana:

  • Entra en Savasana sobre la manta, con el rulo debajo del cuello.
  • Ajusta los hombros y omóplatos.
  • Estira las piernas (pueds poner otro rulo bajo las rodillas si te duele la lumbar).

Respiración:

  • Normal por las fosas nasales.
  • Con atención a la sensación de presión suave en tu cuello.

Duración:

  • Mantén la postura durante 5-10 minutos (si te duele, molesta o cualquier incomodidad, vuelve de la postura).

Beneficios

La descompresión de la columna cervical nos ayuda a:

  1. Reducir la presión en los discos intervertebrales: al liberar la presión, se previene el desgaste prematuro de los discos y se reduce el riesgo de hernias.
  2. Aliviar la compresión nerviosa: esto puede disminuir síntomas como dolor, entumecimiento o debilidad que resultan de esa compresión nerviosa.
  3. Alinear la postura: la descompresión ayuda a mantener una alineación adecuada de la columna cervical, lo que es crucial para una buena postura y para evitar dolores a largo plazo.

Este enfoque global y la conexión entre hombros, clavículas, columna dorsal, diafragma y cuello que veíamos al inicio es fundamental para mantener una salud óptima en el cuello, los hombros y la cintura escapular.

Espero de corazón que esta sencilla postura te ayude a mejorar ese dolor de cuello.

Si quieres profundizar más en el Yoga para el dolor de cuello puedes entrar en el Módulo de hombros, cuello y cintura escapular del curso de Yoga en el que tienes todos los vídeos, textos de apoyo y 24 clases completas relacionadas para que practiques como alumno o profundices como profesor.


Artículos y vídeos relacionados:


⇣ Te veo en la Sala de Práctica 

¡Accede gratis a 2 clases del Curso de Yoga!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *