Consejos ‘PRO’ para profes deYoga que empiezan
‘Parte 3: planificación, organización y diseño de una clase’


Hoy vamos a hablar de consejos para profesores que empiezan, es la tercera parte de esta serie de post y hoy vamos a centrarnos en la Planificación y organización de nuestras clases, secuencias y desarrollo de un curso completo.

Podéis visitar el Curso de Yoga para gente Normal para aprender Yoga en casa en el que por 10€ al mes y sin permanencias tienes acceso a más de 200 horas de clases de Yoga en vídeo.

Puedes escuchar el episodio con el reproductor de arriba, verlo en el siguiente vídeo o leerlo más abajo donde también te dejo el enlace a las plantillas.


Planificación, organización y diseño de una clase

Hace un tiempo tuve la suerte de viajar a muchos centros deportivos a ver y dar formación a profesores de Yoga. La formación era de protocolo interno y eso me hacia disfrutar de cada profesor sin tocar su estilo. Fue muy enriquecedor y me enseñó muchas cosas.

De cada profesor aprendí y me llevé algo. Como añadido viajaba con profesores de otras disciplinas que hacían lo mismo que yo en sus áreas. Todos eran gente de alto nivel de desarrollo profesional en sus disciplinas, auténticos cracks de los que yo seguía aprendiendo. Del de bici aprendía algo, del de crossfit también aprendía algo, de Pilates…de bueno, de todos me llevaba algo.

No obstante también vi carencias en algunos compañeros de Yoga, inquietudes y sobre todo mucha, mucha desorganización que hacía que sus clases muchas veces fueran pobres en ese día pero mucho más a lo largo de todo un curso.

De lo que me di cuenta observando mi gestión y la de mis compañeros de otras disciplinas era una cosa clara: los mejores profesores eran los mejores planificadores. Tal cual, no había más que hablar, era una cosa clarísima y que como digo pasaba en todas las áreas.
Y por consiguiente, los peores profesores, los que siempre tenían excusas para que la clase no fuera de un alto nivel o que fueran inconexas y sin sentido eran siempre los mismos: lo que no planificaban, ni una clase, ni mucho menos un curso entero. 

En el podcast anterior hablaba de dar Yoga o enseñar Yoga, y como ves aquí se pone de manifiesto de nuevo. Si solo ‘das’ Yoga, no te preparas las clases ni el curso, te da igual porque no te interesa enseñar a la gente a ir hacía delante en su aprendizaje. Y entonces dices cosas como que ‘fluyes’ que para mi es lo mismo que decir que no fluyes.
Pero si te interesa ‘enseñar’ Yoga, harás todo lo posible para que tus alumnos no sólo comprendan las Asanas de hoy, sino que tendrán un sentido y una dirección enfocada primero hoy, y a avanzar para mañana después.

Así que era una cosa evidente: los que planificaban, da igual la materia, despuntaban en los centros, llenaban las clases, y los alumnos aprendían. Los que no, simplemente no tenían nada de eso. Matemático, clarísimo. Era un hecho en cualquier ciudad del país.

Pero planificar en el yoga a veces suena a algo rígido o estático y no tiene nada que ver con eso, así que vamos a ver que significa y a ver 4 pasos para hacerlo y triunfar con las clases:

  • ¿Que significa planificar?
    Muy sencillo. Saber lo que vas a hacer hoy, y que tenga sentido con lo que has hecho ayer y lo que vas a hacer mañana. Que a través de esa planificación tus alumnos puedan avanzar en su aprendizaje del Yoga. Ya está, solo es eso.
  • ¿Cómo lo hacemos?
    Muy fácil, es tan fácil que no sé por que no lo hacemos todos. Está chupado y marca tanto la diferencia que es sorprendente, ahora lo vemos!
  • ¿Que herramienta uso?
    Más sencillo aún, presta atención al nombre de está aplicación que te voy a decir, se llama: cuaderno de papel.

Verás que te voy a indicar muchas cosas y puede parecer que hay que ejecutar demasiadas cosas para dar clase, pero no, es algo natural y que te va a dar acceso a mucha libertad si sigues más o menos esta serie de pasos. Además te voy a dejar unas plantillas para que veas como lo hago yo mismo y si quieres utilizarlas o que te sirvan de guía, genial.

1) Diseña

– Diseña tu clase, pon por escrito lo que vas a hacer en el tiempo que tienes disponible.
– Pon las preparativas y las posturas que quieres hacer, si necesitas poner un dibujito al lado para recordar lo que quieres hacer hazlo, ponlo, pero que sea todo muy esquemático, muy simple, no pongas mucha información. 

A mi me gusta hacer en 5 segundos un esquema de la clase y poner la fecha, el tema de la secuencia, (por ejemplo si son posturas hacia delante), y el foco principal, (siguiendo el mismo ejemplo podría ser el entender cómo empujar los muslos para hacer las posturas desde ahí).
– Osea fecha, tema y foco, tres cositas super rápidas que ya hacen un esquema de la clase. 

– Después apunto toda la clase pero solo el nombre de la postura y si lo necesito , como mucho, una frase corta que aclare que quiero conseguir con ella o que quiero ver.

2) Registro

– Cuando veo  la gente organizar sus clases semanales alucino. Una clase les ocupa dos o tres folios en horizontal, mil dibujitos y anotaciones, tachones… Insisto, lo hacen en horizontal y eso lo entiendo menos aún.
Imagina una hoja de un cuaderno normal, de cuando éramos pequeños. Perfecto.
Un lápiz o portaminas por si quieres borrar algo. Más perfecto aún.
Línea 1 postura 1 y si quieres un pequeño dibujo
Línea 2 postura 2 y así.
Yo pongo hasta si hacemos OM o que invocaciónes hacemos, pero cabe todo en una hoja.
De un vistazo tienes toda la clase.
De arriba a abajo, en línea.
Todo lleva su fecha.
En 15 segundos puedo ir a una clase que dí hace 8 años y ver que es lo que hacía. Literalmente es así, voy a mis cuadernos y en unos segundos está todo ahí, super claro.
Además esto es fantástico porque te permite ver, no solo como avanzan tus alumnos, si no también tú a lo largo del tiempo.
Si llevas varios grupos de varios niveles puedes hacerlo igual, claro.

3) Sentido

Haz que tu clase tenga sentido, que las posturas vayan hacia aquello que quieras conseguir hoy.
Además que tenga sentido lo que hagas hoy con lo que quieras conseguir ese mes o ese curso.
Esto te da mucha claridad y organiza tu año como profesor casi sin darte cuenta. Las Asanas y el conocer cómo se avanza con ellas hacen el trabajo por ti.
– Ten en cuenta el material de ayuda que tienes para las posturas, si lo tienes, o alternativas si no tienes material o no hay para todos.
Piensa en las lesiones o los dolores más comunes que puede haber para alguna postura concreta que vas a hacer en la clase y que pueda tener más complicaciones para ese grupo o grupos que lleves y ten listas alternativas.

4) Fluir

Evidentemente que tienes que ver como va la clase, y de vez en cuando puedes saltarte la planificación y hacer una clase de las que te pide el cuerpo a ti o a los alumnos.
– Esto siempre lo hablo en el curso en los vídeos que hago para profesores, que debemos estar atentos al grupo, a la hora del día que es, la estación del año, a si de repente es una semana que hay una ola de calor o frío, o es una semana de estas que ves que está la gente y tu mismo un poco más bajo de energía, o que estamos con mucha energía. Claro que sí, para eso eres profesor y sabes lo que puedes o que no puedes hacer.
Todo esto que estoy comentando para mi no es inamovible y no hago las cosas de manera mecánica como si fuera un robot, pero si es la norma general que debería enmarcar nuestra enseñanza para que sea excelente y podamos transmitirle la belleza del Yoga a los demás.

Plantillas de cómo lo hago yo si no quieres usar el cuaderno

Como te decía antes, te dejo dos plantillas para que puedas aplicar y ver todo esto. Una plantilla es de práctica personal y la otra de planificación de clases tal como lo hago yo.

Puedes imprimir las plantillas si quieres pero no hace falta, ya os digo que yo lo hago siempre en un cuaderno de papel de los que usábamos para ir al cole.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *