Es curioso lo que dice Anthony De Mello sobre la meditación y la reflexión como herramienta de auto conocimiento: si alguien te quiere enseñar a meditar te está metiendo en una estructura condicionada, la auto observación tiene que venir de lo mas profundo de tu ser.


Tenemos meditación gratis, y más aún en verano o de vacaciones.
Si bien es cierto que las herramientas para hacer meditación como la observación de la respiración, la recitación de mantras o hacer visualizaciones en maestros y otras cosas ayuda, no le falta razón a De Mello al afirmar que eso finalmente son estructuras y lo que queremos con la meditación es desestructurarnos, desaprender.

La Meditación en Los Elementos

En vacaciones tenemos una posibilidad de Conectar y Meditar de una manera mas genuina que cualquier otra forma de meditación, y es la Meditación en los Elementos. Y lo mejor es que muchas veces, la mayoría de las veces, lo hacemos incluso sin querer o sin darnos cuenta. Esto tiene que ver con «la cara de vacaciones». Esa cara que le ves a la gente cuando viene de vacaciones. ¿No sería fantástico tener esa cara y ese brillo en los ojos siempre?

El caso es que aun el que no hace meditación y ni sabe lo que es, también practica esta meditación en Los Elementos muchísimas veces. Y los que sabemos por donde van los tiros de la meditación, podemos aprovechar para potenciarlo aun mas.

Pero, ¿de que demonios estas hablándome?

Dime una cosa: ¿no sientes algo especial cuando sopla el viento? Se para todo pensamiento. Solo cierras los ojos y sientes el aire rozando contra tu rostro. No hay nada mas. Por unos momentos solo esta eso. Todo lo demás es un Vacío genuino y autentico. El Elemento Éter o Aire.

Y, ¿que sientes cuando ves el mar  en la costa golpeando contra las rocas, o en la garganta de un rió observado el fluir del agua sin cesar? Exacto, esa conexión vuelve a aparecer, la conexión con tu yo mas intimo, que en Budismo se conoce como La Naturaleza de la Mente. El Elemento Agua.

Vuelve a suceder lo mismo en el bosque, haciendo una ruta con amigos o con tu pareja, cuando en un rato de silencio, solo esta el bosque, el camino, y tu. No hay nada mas, todo se vuelve a parar y solo caminas y sientes lo que hay a tu alrededor. El Elemento Tierra.

¿Y quien no disfruta de los rayos del sol, en una playa o en un riachuelo, en la poza tranquila de una garganta escondida o sentado en un parque una mañana de otoño?. Donde de nuevo todo se para y solo esta el golpeteo del sol sobre ti, conectándote una vez mas con ese Yo interior que siempre esta presente pero que muchas veces olvidamos.

La conexión con Los ELementos

Incluso podemos notar esa conexión con los 4 elementos a la vez, un día soleado en la montaña, con el viento soplando mientras en una poza cercana, suena el roce del agua entre las rocas y el sol nos baña con su presencia. Ese momento de meditación, de auto observación y de conexión con uno mismo, no depende de ninguna estructura, ni forma, ni de contar vueltas de un mantra en un Mala. Solo tiene que ver con uno mismo, y si somos humildes y sinceros, el impacto positivo que sacaremos de ese «NO HACER» puede darnos la guía para seguir adelante en nuestro día a día. No es momento de juicios a otros, no es momento de juicios a uno mismo, ni momento de juicios a la vida. Solo es momento de empaparse de la verdad que solo es revelada en el silencio y la unión con la sinceridad del interior de uno mismo. Momento para que la verdad de la creación golpee en nuestra consciencia y podamos seguir el camino desde una posición mas elevada de esa consciencia. Momentos para mejorar, con uno mismo y los demás, pues esa unión con los elementos no deja de ser unión con los demás. Pues esa unión con los demás y con los elementos no deja de ser unión con uno mismo. En la vibración del silencio reside la Verdad.

Y cuando tenemos dudas, miedos, e incertidumbres, podemos volver a ese riachuelo corriendo garganta abajo. A esas olas impactando fuertemente con las rocas. A ese silencio de nuestro camino en el bosque y a ese Sol entrando por cada poro de nuestro ser.

Meditación completa. Unión con el Si-mismo interior y con el SI-MISMO Absoluto.

Meditando en el día a día

Y  tenemos ahí la meditación. A nuestra disposición. Solo tenemos que quererla, tenemos que parar un segundo y observar. En seguida los elementos nos cogerán de la mano y nos llevaran a su terreno. A un terreno de simplicidad, sencillez y ecuanimidad. La misma que es descrita en los textos mas antiguos del Yoga y las escuelas Budistas.

¿Puedes observarlo? No trates ni siquiera de mantenerlo, porque la misma acción te sacará de lo mas genuino. Solo observa, observa y luego observa de nuevo. Solo siente, nota y disfruta de los elementos.

Esa es la conexión de las vacaciones. Nunca hacemos las vacaciones porque necesitamos desconectar. Lo que tenemos es la necesidad de conectar, porque el día a día te desconecta de tu si-mismo, de tu interior y de tu ser mas profundo, y sentimos la necesidad de abandonar esa espiral de desconexión del diario y dejarla atrás. Buscando siempre los elementos en forma de playa, montaña, río o como quiera que pasemos las vacaciones y queramos las vibraciones. La próxima vez que estemos perdidos en la ciudad y en nuestro día a día podremos, no imaginarnos, sino llamar a ese sentimiento de conexión con el elemento que mas nos atrae. Una vez que conocemos la verdad podemos llamarla, podemos refugiarnos en ella y de alguna manera conectarnos con ella. Siente eso que sentías en las vacaciones, en el fin de semana en el río o incluso en ese momento tumbado en el cerco de la piscina, con las risas de los niños y el chapoteo en el agua, mientras el aire y el sol impactan sobre tu cuerpo.

Esa conexión nos hace mejores para con nosotros y para con los demás y nos libera. Esa conexión es la verdad mas profunda que podemos sentir. Y ahí, en ese momento, todo está claro y no hay dudas ni preguntas. Hay solo la emoción del estado de conexión con todo lo que ES.

Mi amigo Alberto Villar dice que eso es lo que tenemos que buscar en nuestras clases de Yoga y meditación. Así, la próxima vez que te pregunten que tipo de meditación haces no tendrás una respuesta, porque la meditación que hagas sera la del Corazón, la de la búsqueda interior sin esquemas ni estructuras, solo la conexión con lo que te rodea y puedes sentir. La meditación del corazón.

Agárrate fuerte a ese elemento que mas te llama. Abrázalo, pues te dará la clave para conectarte con tu interior donde esta la verdad y la Paz mas profunda y duradera.

Os mando un abrazo fuerte a todos los que me escucháis y espero que podáis conectaros con vuestro elemento en estos días de verano.

Hari Om Tat Sat.

Aquí con Mis Elementos

meditacion-en-los-elementos

 

Comentarios (18)

Author’s gravatar

Que foto tan guay!!!! Que bien nos vemos de vacaciones!!!! Voy a escuchar el ultimo podcast. Besos

Responder
Author’s gravatar

Graciaaaaaas!
Si, de vacaciones siempre es bien!
Besazos♥♥♥

Responder
Author’s gravatar

Muy interesante post Jorge, de hecho a mí me toca de cerca porque es algo que me ha cambiado la forma de vivir el día a día. Llegué a la meditación cuando estaba en silla y le dijiste a Claire que podía dedicar un rato, ya que no podía hacer nada de deporte. Eso fue el comienzo de una gran aventura, la gran aventura de la «consciencia».
Y es un poco como dices, sólo dos premisas; ser constante (un ratito, aunque sean diez minutos antes de dormir) todos los días y lo de «Solo observa, observa y luego observa de nuevo».
Soy un amateur de los sueños lúcidos y aplico la meditación a una técnica llamada «WILD» en la que enfocas ligeramente tu atención pero debes adoptar el papel del «testigo», que observa en silencio sin involucrarse. Algo tiene que ver con el Sonho Yoga (de esto no tengo ni pajolera idea), pero lo importante es lo mucho que aprendes de ti mismo y cómo, casi inconscientemente, conectas con todo lo que te rodea. Vamos que aprendes a dejar de ir con cara de robot. Abrazos. ¡¡Ea, disfruta de las vacaciones!!

Responder
Author’s gravatar

Emilio, que interesante es todo lo que comentas.
Gracias por incluirme en tu comienzo en el viaje de la meditación, es todo un honor, la verdad. Pero tu ya estabas encaminado pues todo lo que me has comentado de los sueños lúcidos, y que tengo siempre pendiente el ahondar mas, va de la mano de alguna manera con la meditación. Al final, cualquier cosa que te conecte con esa parte que esta mas unida y a la vez parece que escondida de nosotros mismos, cualquier herramienta, para mi es buena. Llámala meditacion, zazén, mindfulnes, o sueños lúcidos. Me encanta lo de «dejar de ir con cara de robot» es eso exactamente!!!!
Un abrazo y gracias por pasarte a comentar Aquiles!

Responder
Author’s gravatar

A mi me encanta ese momento de la tarde antes del anochecer, en que de repente parece que el viento se para, los pájaros dejan de cantar, se queda todo como quieto…son solo unos minutos…pero que paz…¿te has fijado alguna vez?…Disfruta muchisimo de tus vacaciones. Un beso grande

Responder
Author’s gravatar

Que momentazo Patricia!
Solo leerlo en tu comentario me ha transportado a ese momento, de verdad.Y es que cuando lo experimentas en seguida puedes conectar con ello. Si, totalmente de acuerdo. Vamos a tener que ampliar este Podcast con momentazos de Meditación que surgen en el diario. Me encanta!
Gracias por pasarte a comentar y un beso fuerte!!!♥♥♥

Responder
Author’s gravatar

No me habia dado cuenta hasta hoy que todo lo que comentas ya lo habia hecho mas de una vez sin saber que eso podia ser la llamada meditación! !! Gracias!!! Cada dia aprendo algo nuevo y me sirve en mi dia a dia!!! Seguire practicando y felices vacaciones Jorge!!

Responder
Author’s gravatar

Berta, que ilu que me escribas!
Pues si, estamos tan acostumbrados a hacerlo todo por patrones y condicionados con cosas que a veces no nos damos cuenta de la sabiduría que ya va en nosotros y las enseñanzas intrínsecas de la vida, no es verdad?
Gracias por pasarte guapa, te mando un beso muy fuerte para los tres!

Responder
Author’s gravatar

Me ha gustado mucho!!!( Como siempre) todo lo que cuentas…
Es verdad que en vacaciones se está con más tiempo y más abierto a conectarse con la naturaleza que, aunque siempre ha estado ahi, solo nos «damos cuenta» de ella en estos dias, ya que en nuestra rutina diaria siempre vamos corriendo, estresados por trabajo y demás obligaciones y no tenemos tiempo de «pararnos» un momento y de «ser conscientes» de todo lo extraordinario que existe nuestro alrededor.
En cualquier momento y en cualquier lugar hay «algo» o «alguien» que nos puede inspirar y al final nos damos cuenta de que todo lo que buscamos fuera de nosotros mismos estaba dentro: la paz…el amor..la compasión…que irradia hacia fuera y alumbra a nuestro alrededor.
?

Responder
Author’s gravatar

Tenía que haber incluido esa reflexión en el podcast Conchi, lo has explicado a la perfección.
Es eso, la desconexión del día a día que nos atrapa en el ciclo del Samsara totalmente.
Y si, tendríamos que hacernos más conscientes de esa naturaleza que está siempre presente mas en la vida diaria, no solo en las vacaciones.
Todo esta dentro Conchi, totalmente de acuerdo contigo, solo tenemos que ir quitando esas capas y etiquetas que tenemos encima.
Besazo!♥

Responder
Author’s gravatar

Tengo una estrella encima de mi casa, muchos días me siento a mirar a Venus, creo que es Venus? no lo se, si se, que es mi estrella, muchos días simplemente la miro y ahí estamos ella y yo mirándonos, otros han ocurrido cosas increíbles, como una llamada inesperada pero deseada, y sin darme cuenta me encuentro que lo he conseguido, es como si toda mi energía se hubiera dirigido en ese camino.
Jorge gracias por hacerme reflexionar sobre estas cosas.

Responder
Author’s gravatar

Ese «es mi estrella» es muy especial, ¿verdad Felipa?
Ese árbol al que miramos de una determinada manera, o incluso un banco de la calle que lleva en un pueblo al que vamos durante toda nuestra vida. O esa estrella al a que miramos de una manera especial y que nos devuelve un feedback de nosotros mismos pero ademas de lo eterno y lo divino…que curiosamente es lo mismo…Que bonito lo que has comentado Felipa, que bonito…
Mil gracias preciosa ♥♥♥

Responder
Author’s gravatar

Hola a todos, que fácil nos parece conectar con la naturaleza en vacaciones, estamos alegres, no tenemos horario, todo es luz y tranquilidad, justo hasta el día antes de la vuelta a nuestra rutina.
Y entonces? Cuando estamos en una ciudad como la nuestra, prisas, nervios, prisas y más nervios, deseando que lleguen nuestros días de descanso. Me pregunto, es posible buscar lo mejor de nosotros y de los demás, responder a las preguntas importantes de la vida, sentir, y vivir. Si, para eso está el yoga.
Gracias por tu trabajo aún en vacaciones
?

Responder
Author’s gravatar

Pues eso es lo que me impulso a hacer el Podcast precisamente Luisa.
Todo es muy fácil en vacaciones, en esa conexión con los elementos que nos dan un Yoga automático. Pero si, en el día a día es mas complicado estar conectado con ese Ser Interior y si, menos mal que tenemos el Yoga, la Meditación y otras herramientas para poder estar conectados aun con tantos impulsos que tratan de desconectarnos a cada minuto en la ciudad.
Gracias por tu comentario, me ha hecho pensar aún mas.

Responder
Author’s gravatar

Uauuuuuuuuuuuuuuuuuuu.
Leer este podcast es cada vez mas interesante e instructivo .Todos son super instructivos pero me ha gustado mucho el de conchi .Lo comento porque estoy en plena lectura del libro que aconsejaste El despertar del Buda interior y hace referencia precisamente a eso, a que cada uno de nosotros posee la sabiduría, conciencia, amor y fuerza del Buda pero que en la mayoría de los casos permanece dormida. Precisamente a través de estas técnicas es como podemos despertar aquello que realmente somos y de esta forma hallar el sendero de la libertad y la paz de un vivir pleno de significado y compasión.
Enhorabuena a todos y especialmente a ti Jorge por este regalo poco frecuente .

Responder
Author’s gravatar

Hola Rafa!
Sí que permanece dormida esa consciencia si, y cuánto trabajo cuesta sacarla a la luz…los que nos interesamos por hacerlo a veces nos creemos que lo tenemos más fácil, y nos liamos con técnicas y formas, pero lo que más hace falta siempre es dejarse de historias y meterse a fondo, muy dentro e intentar que la reflexión profunda y el silencio nos muestre la Verdad.

Gracias Rafa, por pasarte a comentar y aportar tanto como siempre haces!

Responder

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *