Puedes escuchar el audio dándole al Play ↑

¡CállateyhazYoga episodio 52!
Sobre el conectar con nuestro interior


Una isla de libertad

A veces simplemente necesitamos conexión. Necesitamos vacaciones, días libres, tomarnos una temporada en una isla de libertad. Ser nosotros. Tener tiempo para observarnos, querernos, mimarnos. Abrazarnos. Para volver a la esencia, lo íntimo, lo profundo.

Estamos tan conectados al día a día que necesitamos decir que queremos desconectar. Está bien, como concepto es lógico que lo digamos así. Para mi está claro que lo que necesitamos es conectar, porque en el día a día estamos precisamente desconectados.

Necesitamos conectar con el ser interior, que de tanto ir de acá para allá nos hace alejarnos de nuestra esencia. Necesitamos conectarnos con la escucha interior, que tanto ruido en la ciudad nos tapa la verdadera vibración del sonido íntimo. Necesitamos conectar y vernos por dentro, eso es lo que recarga nuestra energía, la observación profunda, el descanso en el regazo de lo que en Budismo llaman la naturaleza de la mente.

¿Dónde está la naturaleza de la mente?

Solo las olas del mar, el rumor del río, el sonido de las hojas o el silencio vibratorio de un bosque frondoso. Quiza el sol penetrando en cada poro de nuestra piel en la piscina, o el compartir con amigos sin mirar el reloj, concentrados en ese momento de conexión humana, natural y sincera.

El tacto de la arena en nuestros pies…el relax de un balcón aireado una noche de verano…todo momentos de conexión interior.

Si, ya sé, decimos desconectar como concepto. Pero tener claro que lo que reclamamos es conectarnos con nosotros mismos, que lo que necesitamos es escucharnos y sentirnos, nos hace más fácil ver qué es lo que nos puede faltar en un momento dado de estrés de trabajo, niños, familia, compromisos…y este darnos cuenta, a su vez nos va a dar claridad a la hora de elegir las actividades para nuestro dia a dia, nuestro ocio de fin de semana y hasta nuestras ‘actividades extraescolares’.

Nos solemos poner más. Más trabajo, más estudio, fechas, fiestas…lo necesitamos, eso está claro. Siempre queremos mejorar y formarnos más, ver a más gente, ser más productivos. Eso está bien. Cómo no va a estarlo. Pero tenemos que intentar ver cuales de esas cosas nos están quitando paz, nos están quitando conexión interior. Y así elegir las cosas que más nos aporten en calidad de relaciones humanas, formación y productividad en el trabajo. Desde luego que muchas veces menos es más y el minimalismo nos ayuda en todos los sentidos. Minimalismo vital…

Minimalismo Vital

A menudo esos momentos de conexión en vacaciones nos dan la libertad necesaria que aclara nuestras ideas. Nos da foco. Nos ponen en perspectiva. Nos da luz y claridad y podemos ser más resolutivos con asuntos que no terminábamos de ver claros. A veces también nos cargan de energía par comenzar esa actividad que tanto hacía que tenemos ganas de comenzar. Esa que la voz interior quiere hacer para nutrirse aún más.

Una noche miras las estrellas, sopla el viento y la intimidad con la naturaleza de la mente se hace tan potente en un instante que la realidad cambia. El sol brilla tan fuerte y las olas rugen con tanta intensidad que lo íntimo se estremece al encontrarse consigo mismo y nos enfoca de tal manera que somos imparables y bellos. El paseo se hace tan largo que la mente se relaja y llega esa idea clara sobre lo que debemos hacer con nuestra Vida con mayúsculas.

A veces nos podrá la nostalgia…recuerdos…sensaciones pasadas…pero es un signo claro de conexión, de una profunda conexión. No está mal revisar lo pasado, quizá nos aporta luz para hacer o no hacer, para parar o seguir. Para tomar la decisión correcta. Pero tras esos momentos, tendremos de nuevo una total conexión y claridad.

Conexión, debemos buscar la manera de hacer más conexión.

El Yoga y la meditación

El Yoga y la meditación nos devuelven rápidamente a esa conexión interior. El Buda quería encontrar el Ser Íntimo, la esencia. Allá donde todo es claro y bello. Allá donde nos encontramos con nosotros mismos y vemos la realidad tal como es.

Es necesario encontrar la manera de seguir conectados. Enfocados. Vibrantes y vivos. Graba las sensaciones positivas que te rodean en las vacaciones, aliméntalas, poténcialas. Y cuando en algún momento te veas falto de foco, presa de la desconexión, vuelve a esa isla de libertad interior, búscala en lo profundo y saboréala de nuevo. Sentirás la naturaleza de la mente y la paz más alta.
Eso será tu guía, tu dirección y tu sentido. Donde la magia de la existencia aparece.

 

Nos escuchamos en el próximo episodio

Es todo por hoy

¡Hari Om Tat Sat!

 

sala de práctica de Yoga

 

Comentarios (8)

Author’s gravatar

Gracias Jorge. Me siento profundamente conectada con lo que dices. Gracias por expresarlo con tanta claridad y tanta belleza.
Namasté

Responder
Author’s gravatar

Mariángeles muchas gracias por pasarte a comentar.
Celebro que te guste como lo expreso, la verdad es que lo siento así tal cual lo he dicho, así que ya estamos conectados!
Un fuerte abrazo.

Responder
Author’s gravatar

Hola maestro,
He tardado mucho tiempo en llegar
y muchas ilusiones perdidas como flores de almendro.
He tardado muchos días inolvidables,
a veces al borde de un arroyo, a veces al borde de la música,
Tarde mucho tiempo en disfrutar de cada momento, de sonreír para mi, de trascender lo mejor de mi.
Tarde mucho tiempo, porque, tarde mucho tiempo en llegar a la meditación.
Pero llegué, seguiré aprendiendo, y disfrutaré
Porque tal vez sea una de las mejores que me regaló el yoga.
Tal y como leí en el “árbol del yoga”,
la meditación debe ser experimentada directamente en la vida de cada uno, no puede enseñarse.
Salud

Responder
Author’s gravatar

Luisa, que bonito mensaje, lo he leído varias veces…que precioso, gracias, muchas gracias, de corazón te lo digo.
Es así, cuando llegas a la meditación todo cambia, la magia aparece con l a meditación.
En Asana, tal como dice el Maestro Iyengar en el árbol del Yoga, la meditación se hace experiencia, es meditación en acción y practicando con sinceridad se llega a lo más profundo.
Siempre te he dicho que tu Savasana es especial, eso es porque toda la práctica previa es especial.

Un besazo enorme Luisa.

Responder
Author’s gravatar

Es un lujo escucharte, me siento totalmente reflejada en tus comentarios. Sos tan simple, tan humilde, tan cercano…Gracias!

Responder
Author’s gravatar

Gracias María José, mil gracias por tus palabras, me emocionan, de verdad.
Te mando un abrazo fuerte. Gracias por tomarte la molestia de escribirme.
😘😘😘

Responder
Author’s gravatar

MUCHAS GRACIAS!
Completamente de acuerdo con todo lo que has comentado.
NAMASTE!

Responder

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *