Un mensaje para nuestro mundo de mañana


🙏🏻

Me gusta pensar que un Yogi o Yogini, un Sadhaka, es alguien que busca el equilibrio, pero también la pasión y la reflexión profunda.

Alguien dispuesto a mejorar, a superarse, a estar a la altura de la realidad. 

Es difícil a veces. Se nos presentan situaciones en las que se hace difícil centrarse, calmarse y ver las cosas con perspectiva. 

Pero el Sadhaka una y otra vez buscará ese equilibrio.

La sencillez en lo interno y en lo externo son la clave para vivir con verdad y consistencia. Como dice la famosa máximamente: ninguna habitación está vacía, si tu mente está llena.

Así es, la mente debe estar llena. Debe estar lleno el corazón. El contento. El agradecimiento. 

Es una maravillosa forma de mantenernos serenos, equilibrados y estables en el mundo cambiante que nos rodea.

Demasiadas preferencias nos hacen perder de vista lo real. Nos debilitan. Nos dejan expuestos. Demasiada búsqueda de tener razón no permite que avancemos con la pasión de un buen corazón: sencillo, lleno de cariño y amor.

La sencillez nos aparta del conflicto, de las etiquetas mentales autos impuestas.
La verdad hace que nos abramos a la realidad. Y con ello a la ecuanimidad. Apasionada ecuanimidad.
Con sentido. Es una guía. Un camino. Una manera de transformarnos. 

Y lo bañamos todo con nuestra intención.
Aquella capaz de mover las montañas interiores. La que motiva nuestras entusiastas acciones.

Asana es la búsqueda de la sencillez interior. La sencillez como vía de transformación y poder interior.

Con la intención definida, con la pasión aferrada y la sencillez como visión clara. Así podemos llevar nuestras posturas a un lugar donde el interior brillante de cada movimiento y estática sea la potente vibración del ser absoluto. 

No somos. Para ser lo que realmente somos.
Dejamos toda estructura atrás, para bañarnos en la dulce libertad interior.

Asana brillante nos deja una mente brillante. Es un camino que acompaña, conecta e impacta a muchos otros. 

Y el estudio de lo que hacen otros seres humanos desde su pasión, desde su intención sincera, nos acompaña en el camino del Sadhaka.
Y su querer compartir descubrimientos interiores en cualquier campo es capaz, si estamos atentos, de tocar nuestra alma. 

Así, seguimos a esos seres humanos en sus libros, textos, audios, vídeos o cualquier medio que baña nuestras Asanas, haciéndolas más reflexivas y auténticas. 

Y esto baña nuestro ser, más reflexivo y auténtico.
Sin escuelas ni etiquetas.

Tan profundo y sencillo como el océano.

Asana, acción, mente y reflexión se ven cara a cara.
Corazón a corazón.

Unimos el conocimiento y la reflexión como fuerza vital.
Sin escuelas ni maestros. Porque todo es nuestra escuela y maestro. 

Sin preferencias ni etiquetas, porque la presencia viva del buen corazón es la única bandera y camino al que nos aferramos. 

Y encontramos así la senda del equilibrio: conocimiento, reflexión, asana, pasión y un compasivo buen corazón. 

El equilibrio fluye, el conocimiento fluye, y la verdad a una vida significativa y ecuánime se abre.
Y cada ser humano cuenta. Y cada encuentro en el viaje cuenta.

Y así podemos llenar de luz aquella parte de nosotros que toca en los otros.
Conocimiento, reflexión y un equilibrio refrescante.

Podemos así vivir en un mundo pleno, cambiante, amable y maestro. 

Y lo que haremos con una situación dada será equilibrar, desde nuestro conocimiento, libertad y ese buen corazón. 

Desde nuestra alma reflexiva, sin demasiadas preferencia sino por la del aprendizaje y acompañamiento de lo que otros seres nos regalan cada día.

Conocimiento, reflexión. Equilibrio y buen corazón.

Es el mensaje para nuestro yo de mañana, para nuestro mundo de mañana, para nuestro Yoga de mañana: mi mejor yo estará presente, viviendo en un mundo libre de las ataduras de las etiquetas emocionales o estructuradas y trataré de ser luz, al lado de la luz de los demás. 

Hoy más que nunca, espero que tengas más salud, que estés cerca de las personas que amas, que te encuentres seguro y en paz.

La divinidad que hay en mi, saluda a la divinidad que hay en ti.

🙏🏻

PD: si quieres apuntarte al Curso de Yoga Online puedes hacerlo desde aquí

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *