¡Los que hacemos Yoga también comemos!


Esta no es una entrada al uso pero ya sabéis que en esta sección trato de temas de todo tipo, si bien están de alguna manera relacionados con el Yoga. Y que mejor que hacer una entrada hablando de buena comida Vegana, ¿no os parece?

Y es que hace un par de semanas la compañía mas maravillosa que podía tener me llevó a comer a un fantástico Restaurante Vegano llamado Rayen, en el barrio de Las Letras en pleno centro de Madrid. Con lo que después de un trafico intenso, pues era viernes de vacaciones, llegamos con facilidad a este magnífico restaurante que tiene varios metros y parkings a su alrededor. Muy fácil llegar.
Había oído hablar de el de lejos, de esto que te suena, pero ahora ya no se me va a olvidar porque esta todo taaan rico que sorprende.

rayen-vegano13

El pequeño local con capacidad como para unos 25 comensales lo regentan 6 chicas y 1 chico y como bien dicen ellos en su Web, mas que un negocio es una filosofía de vida. Y se nota por el corazón que hay en los platos.
Aunque tienen una estupenda carta, nosotros nos decantamos por su menú diario que cambia cada día y esta hecho con productos de temporada. El precio del menú es de 13.50€ e incluye dos sabrosos platos, pan recién horneado  amasado a mano, un delicioso postre y una bebida de la que ahora hablaré.

En el menú hacen platos que a veces ni siquiera repiten porque es el «laboratorio de ideas» con lo que es una gran manera de conocer platos Veganos frescos e imaginativos. Mucha imaginación y originalidad, y en cada plato te da la sensación de estar comiendo algo nuevo.
El trato es cercano, amable y sencillo, como si estuvieras comiendo con unos buenos amigos en casa.

¡Comida de Yogis y Yoginis!

No apunté lo que comimos, un fallo no hacerle una foto a la carta o saber cada ingrediente que conformaban los platos, pero esto no es una critica culinaria sino una valoración de corazón de un lugar donde comes y te tratan estupendamente.
Vamos al lío!

Bebida: La propuesta que hacen ellos para la bebida son varios tipos de Kefir de agua. Tienen muchas propiedades digestivas y la gente lo tomaba con mucho gusto como si lo fueran a prohibir. Nosotros tomamos agua pero pedimos probar dos de los tres tipos de Kefir que tenían para no quedarnos con las ganas. He de decir que a mi no me gustaron ninguno de los dos. Al ser una bebida fermentada a mi me sabia a whisky, jajaja, en serio, con lo que no nos hizo mucha gracia a ninguno de los dos, pero repito que la gente allí lo bebía con pasión, y me queda una duda..¿será porque sabe un poco a whisky? 😉
Os recomiendo probarlo sin duda, aunque solo sea porque no va a haber muchos sitios donde podáis probarlo.

Acompañando a la comida de la que ahora hablaré nos trajeron el pan casero, amasado a mano y calentito. Una autentica pasada de pan, podría haberme comido toda la hogaza. Muy, muy bueno el pan aunque no identifique de que harina integral se trataba. Tenéis que perdonar que no tenga la foto del pan ni la bebida pues en un principio no pensé (por un segundo en mi vida) en esta «mi pagina web».

Los primeros platos nos encantaron, fueron una crema

rayen-vegano3

y una ensalada

rayen-vegano4

pero dicho así no hago justicia a la originalidad de combinación de sabores, presentación y cuidado con el que están hechos estos riquísimos platos, al menos os pongo unas imágenes para que podáis verlos…y si, daros un poco de envidia!
Lo que os puede decir este Looser de al critica culinaria es que nos quedamos impactados con los sabores, tan naturales, tan frescos y tan sorprendentes. Están, como digo, muy lejos de ser una crema y una ensalada.

Para los segundos también había dos platos en el menú, con lo que tomamos los dos para no irnos sin probar algo, y son estos:

Un Cuscús con setas

rayen-vegano6

y un calabacín en espagueti con una crema expectacular

rayen-vegano5

Si, tal como veis la pinta que tienen, están de buenos. Muy, pero que muy ricos los dos aunque nos gustó mas el plato de calabacín.

Luego el postre que no puede faltar en la comida de todo Yogi o Yogini que se precie:

Una magdalena o muffin de algarroba y nueces.

rayen-vegano10

y una mousse de Mango

rayen-vegano9

Como podéis ver cada plato esta muy cuidado en su presentación y os garantizo que también en la elaboración y en su gran sabor. Todo muy original pero accesible, no como cuando vas a un sitio que no sabes ni lo que pedir y menos aun sabes como va a saber. Platos Veganos realizados con mucho mimo y mucho amor, en un local acogedor y con un trato cercano.

Un dato extra para los que tenéis perro es que es un local que acepta que lo llevéis sin problema y siempre tienen un cuenco de agua para los perritos que están de paseo.

rayen-vegano14

Así que ya sabéis, los que vivís en Madrid, podéis aprovechar el verano para ir a comer a Rayen Vegano, y los que no viváis aquí, siempre puede ser la excusa para hacernos una visita. Ah, por cierto, si alguien viene a Madrid y le apetece tomar algo con otro Yogi, aquí me tenéis encantado de vernos.
La Web de Rayen si queréis conocerles un poco mas es: http://www.rayenvegan.com/


Y que: ¿Me recomendáis algún Vegetariano o Vegano?


 

Comentarios (6)

Author’s gravatar

Muy bien Jorge !!
Me alegra leerte con una entrada tan fresquita !!
Menos mal que ya he cenado !! vaya pinta mas buena .
abrazos !!

Responder
Author’s gravatar

Gracias Xavi!
Oye, pues mira, el día que vengas a Madrid te invito a comer allí, así nos quedamos todos contentos!
Un abrazo grande Xavi

Responder
Author’s gravatar

Me alegra que hayáis disfrutado de la comida del Rayen Vegano.
Estuvimos allí hace unos meses. No recuerdo exactamente lo que comimos pero nos gustó mucho. Lo tengo catalogado como un sitio para repetir. Si no hemos vuelto es porque afortunadamente hay muchas opciones vegetarianas, veganas y crudiveganas en Madrid.

Últimamente hemos disfrutado de la comida de Vega, otro restaurante vegano en el barrio de Malasaña.

Otro sitio que a mi me encanta es Guaranga cerca del viaducto. No hay carta, sólo hay un menú muy completo y asequible. A mi me recuerda a la comida que preparan en el centro de yoga Sivananda.

Nuestro próximo objetivo es Pasión vegana. Hemos oido hablar bien de él. Está frente al templo de Debot, así que tiene el doble atractivo d e poderlo combinar con una meditación en los elementos.

A seguir disfrutando del verano

Responder
Author’s gravatar

Hola Irma!
Pues si, tal como bien dices hay mucha oferta en Madrid, incluso a raíz de este post me han recomendado uno que por lo visto no tiene casi ni cartel en la puerta, estoy deseando ir, y contároslo por aqui!
En Malasaña estuve hace poco en «Viva la Vida» o algo similar que estan especializados en hamburguesas vegetarianas y estan…que se te caen las lágrimas, jeje.
El que comentas cerca del viaducto me suena porque me llevaron por allí a uno pero no lo recuerdo bien, así que me lo anoto que se ve que controlas mucho. Y Pasión Vegana tampoco lo conozco, con lo que siguiendo tu consejo y el añadido de la meditación, no dudaré en ir!
Sorry Irma, ahora mismo no te pongo cara, que rabia me da JOPETAS, quien ereeeees!!!!!

Te mando un super beso y mil gracias por las recomendaciones, graciaaaaaas!♥

Responder
Author’s gravatar

Yo conozco un sitio de hamburguesas veganas que están riquísimas (lo dice alguien poco aficionada a hamburguesas). Se llama Viva Burger. El nombre es parecido al del que tu sugieres pero está en distinta zona. Viva Burger está al lado de la plaza de la Paja.

Hemos “celebrado” el final de las vacaciones en el restaurante cercano al Templo de Debot que comenté. No se llama Pasión vegana sino Punto vegano (perdón, por la confusión). Nos gusto mucho. Volveremos. El paté de berengenas, espectacular.

Hasta pronto

Responder
Author’s gravatar

Si, Viva Burger, es que le han cambiado el nombre pero es el mismo. Son alucinantes, si, es ese!
Apuntado lo de Punto Vegano junto con la recomendación del paté de berenjenas.

Gracias Irma!

Responder

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *