Qué practicamos, cómo practicamos y desde dónde practicamos


Puedes escuchar el episodio con el reproductor de arriba o verlo en el siguiente vídeo.


El foco en lo emocional

La práctica por sí solo no vale de nada.

Ninguna práctica.

Ahí tenemos casos de maestros de cualquier disciplina que la dominaban en su forma pero no en su fondo.

Por lo tanto, si nos salimos de las dualidades de escuelas, maestros e incluso de la técnica y la mecánica de las Asanas y vemos su trasfondo amoroso, entonces, si podremos transformar lo finito en absoluto.

Os dejo un resumen de los temas tratados en el vídeo:

  • Qué practicamos, cómo practicamos, desde donde practicamos.
  • La mecánica tiene que ser el soporte de lo emocional.
  • Definiremos el valor mecánico y el valor energético de las posturas.
  • Debemos darnos cuenta de la impronta mecánica y energética de la postura según la construimos.
  • El movimiento que hay en la estática nos va dando una pista de lo emocional. Primero lo mecánico, lo energético, y luego se va deshaciendo lo emocional.
  • El orden es: mecánico, energético, emocional.
  • Emitimos miedo o emitimos amor.
  • Ahí comienza la transformación: podríamos diferenciar entre difusión de la consciencia en un Asana y difusión del amor.
    En la primera trabajas el presente, el ahora, es muy potente. En el segundo patrón estamos trascendiendo la vida con cada acción. 
  • Así empezamos a pensar en cuánto amor hay  dirigiendo la bola del dedo gordo al suelo, o mejor dicho, expando el amor llevando la bola del dedo gordo al suelo.
  • Mejor aún, desarrollo amor llevando la bola del dedo, entonces comienza el patrón es de meditación, limpieza, gratitud y pasión. Cuando te miras a la mano que es la última acción, verdaderamente eres dios y lo ves. 
  • Soltar, dejar ir, limpiar lo emocional.

– – – – –

Las clases mencionadas:


⇣ ¡Te veo en la Sala de Práctica!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *