Más espacio abdominal en torsiones cerradas

Accedemos al segmento sin costillas en Asanas de pie


Intensidad y movilidad

Hoy ponemos sobre la mesa una torsión cerrada pero esta vez de pie. Y para ello utilizaremos la potentísima Parrivrtta Utthita Padangusthasana.

En la anterior entrega de esta serie dedicada al espacio abdominal en torsiones cerradas comenzábamos a ver el trabajo de la nalga y la cadera con respecto a las costillas en el suelo, con la preparativa a Parsvottanasana que nos daba acceso a Parivrtta Trikonasana preparativa.
así, veíamos como es posible compactar las caderas y alejar por medio de un movimiento claro la cadera de las costillas creando un espacio orgánico en la zona abdominal que nos permitirá girar más ligeros, libres y activos.

Al ponernos de pie siempre hay factores que dificultan algunas acciones, como puede ser el equilibrio y la estabilidad. Pero una vez aprendidos los movimientos que mencionábamos en la Parte I, solo tendremos que reproducir esas mismas maniobras para notar como podemos entrar a este tipo de Asanas con una libertad mecánica muy amplia.
Vemos en el vídeo con detalle de que se tratan estas acciones y cómo podemos realizarlas poco a poco.

Os dejo de nuevo con una pequeña parte de una Rutina del Curso de Yoga para Gente Normal en el que vemos en detalle el trabajo mencionado.

 

 

El movimiento interno del amor

Nos damos cuenta como la movilidad y la intensidad no están reñidas sino todo lo contrario, se alimentan y benefician una de la otra. Cuanto mejor trabajamos la mecánica de la estructura en este tipo de Asanas, podemos incrementar la intensidad porque nos damos cuenta que esta, no nos resta movimientos sino que alimenta el fuego interno del Asana y nos da energía y un rango de movimiento mayor.

Desde ese punto, nos podemos grabar las sensaciones y llevarlas a otras posturas. Esa intensidad llena de libertad articular, memorizada en las células llevan amor a cada parte de nuestra postura y a cada una de las Asanas que realizamos.
Este movimiento interno del amor es lo que transforma nuestro Ser, con lo que vemos en la práctica real como podemos tratar con lo más externo la parte más sutil. Con lo más intenso lo más móvil. Con lo que parece en un principio que nos pide más de lo externo, al lograr la libertad articular nos da más en lo interno.


Solo nos sirve el fuego interno que nos renueva, que nos llena de amor y que
amplia nuestro conocimiento de lo que pasa fuera, en nuestro viaje.


sala de práctica de Yoga

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *