¡CállateyhazYoga episodio 13. Dale al Play!
Te dejo una transcripción del Podcast por si lo quieres leer


Bienvenidos a CállateyhazYoga el Podcast en el que hablamos de Yoga: de la práctica, la teoría, las escuelas, los maestros, las posturas, los libros y toda lo relacionado con esta maravillosa práctica. Queremos hablar de Yoga de manera normal, con los pies en la tierra y con sentido del humor, hablar de Yoga en definitiva como si lo hiciéramos de cualquier otro tema. Soy Jorge Caballero, un practicante de Yoga más, que también imparte clases desde hace tiempo.

Hoy vamos a hablar de la actitud en las clases de Yoga, una de las más importantes para aprovechar las enseñanzas que recibimos y aprender un montón.

Pero antes deciros que si estáis oyendo esto desde una app de podcast podéis pasaros por la web CallateyhazYoga.com ya que ahí hay más material, hay post hablando de teoría, tenéis series de Práctica completas con fotos y también tenéis mi contacto y podéis escribirme y contarme lo que queráis.

Y recordad que hace un par de semanas comencé a regalar con la suscripción a la Web La Guía para aprender a practicar Yoga en casa.  60 páginas llenas de material para que podamos saber cómo afrontar la práctica de Yoga en casa con trucos, estrategias y consejos además de una parte de práctica propiamente dicha.  Si aun no estáis suscritos no dudéis en hacerlo porque os lleváis este regalo de bienvenida, solo ponéis nombre y mail en el formulario que veréis en cualquiera de las páginas de la Web y os la descargáis fácilmente.

Y también recordaros que en un par de semanas va a estar ya disponible el curso de Yoga para gente normal. La semana que viene lo detallaré para que sepáis en que va a consistir así que nada, vamos al episodio de hoy.

Como decíamos hoy vamos a hablar de la actitud en las clases de Yoga, en realidad en las clases de cualquier cosa, lo extrapolamos a donde sea que vayamos a aprender algo.

Cómo aprender bien Yoga

Hay una frase de Lex Luthor en la primera película de Superman, ¿os acordáis de esa gran película con Christopher Reeve, verdad? Todos adoramos esa película. Pues hay una frase que dice el villano de la película, y en la que no puede tener más razón es la siguiente: Hay gente que lee los ingredientes de una pastilla de chicle y desvela los secretos del universo, y hay quien que lee Guerra y Paz y cree que solo ha leído una novela de aventuras.

Y así es. Nos rodea gente cuya profundidad es menor que el ahuecado de una mano. Gente que haga lo que haga, esta vacío, hueco, sin vida, no resuena, no vibra en ninguna dirección. Y otra gente, que te mira, solo te mira a los ojos, y te da una enseñanza, que te sonríe y te alegra el día, que te habla y te conquista su enseñanza.

Y eso ocurre en las clases de Yoga.

Aún recuerdo cuando, no hace tanto tiempo, alguien se me acerco al final de una clase y me dijo en tono crítico, que gastaba muchas bromas en la clase. Curiosamente era una persona que no integraba ni una, ni una sola de las instrucciones que voy dando en las clases para hacer las posturas, ni una sola. Es más, durante el mucho tiempo que vino a mi clase siguió así, ni una corrección que le hacía  específicamente era integrada en su práctica ni su cuerpo. Eso sí, las bromas le parecían excesivas, en eso si que reparaba. Era en eso en lo que estaba su atención. Yo no le conteste, simplemente le dije que era mi manera de enseñar y nada más.

Pensé que tendría que conocer a mi profesor, el si que es gracioso en las clases. O incluso al maestro Iyengar, o a Su Santidad el Dalai Lama, gente capaz de enseñar con una pureza y una profundidad asombrosa, y que sus clases, charlas o ponencias están bañadas de un sentido del humor, que hace posible aprender dentro de un marco positivo y de un buen rollo alucinante, cosa que el intelecto, el cuerpo y la mente agradecen de manera considerable. De modo que si, le podríamos decir al Dalai Lama que no gaste tantas bromas, por su puesto que si. Pero qué nos diría el? Estás atento a eso? No has aprendido nada de las dos horas de charla que he dado? Solo te has quedado con que he gastado alguna broma que otra? Por favor, yo he tenido que volver de alguna postura por el ataque de risa que me ha dado con mi profesor. Un dia me tuve que salir de clase, literalmente irme de la sala, porque no me aguantaba. Y que, no aprendí? Por supuesto que sí porque estaba a lo que tenía que estar, no a si mi profesor, dentro de sus clarísimas enseñanzas, gasta alguna broma para quitarle hierro al por otro lado grandísimo esfuerzo físico, mental e intelectual que hay que hacer en las posturas.

Hace poco una compañera mia me decia que la gente subestima la disciplina, pero ese es otro tema que tocaremos más adelante.

Las tres actitudes para aprender Yoga

Para mi, en cuanto a la actitud, hay tres maneras de entrar a una clase de Yoga, aunque evidentemente es extrapolable a cualquier área de aprendizaje:

  • Con una actitud de aprender
  • Con una actitud neutra
  • Con una actitud de que sabes más que la persona que da la clase

Luego entrarían también en juego las intenciones, pero eso es otro tema.

Vamos a ver en detalle esta actitud que podemos tener en una clase de Yoga y que nos va a ayudar o complicar el aprendizaje de manera sustancial. Empecemos por la última:

Con la actitud de que sabes más que el que te va a dar la clase:

He observado que incluso el que se dispone a leer un libro, y ahora las opiniones en amazon me lo confirman, a veces empieza la lectura con prejuicios. Vas a una clase, empiezas a leer un libro, vas  a una charla o ponencia, y vas condicionado por tu propio ego. Así que lo que quieres decirle a todo el mundo es lo poco que han cumplido tus expectativas, lo mejor que lo hace otro ponente u otro escritor y lo mucho que tu ya sabes sobre ese tema. Lo mucho que tu ya sabes sobre ese tema.
Hay quien lo quiere demostrar haciéndole todo tipo de preguntas que no vienen al caso al profesor o al ponente, haciendo perder el tiempo a ese profesor y a los demás compañeros. Creo que hay una máxima para todo esto: si crees que el que está dando la clase, la charla o lo que sea no está a tu nivel, vete.

Es muy curioso como en los comentarios de los libros en Amazon. Pongamos un caso de un libro imaginario titulado “construcción de estanterías básicas”. En el habría opiniones del tipo: Muy general, muy básico, solo para el que no sabe nada, le doy una estrella. Y te quedas con cara de…enserio pones eso? ¿Crees que alguien va a pensar: mira este que guay, todo lo que sabe de estanterías, voy a hacerle una reverencia? ¿crees eso? Si sabes tanto…¿porque has comprado ese libro básico? ¿porque has ido a Informática nivel 1 y le preguntas al profesor que cuando va a hablaros de programación PHP? ¿es para que vea lo mucho que sabes? Porque no es eso lo que va a pensar, lo que va a pensar es: Este tío va de que sabe y no sabe nada, y lo peor, si sabe tanto, es muy tonto por venir a esta clase. No creéis que es una pérdida de tiempo? Pues en el Yoga pasa igual.

Hace tiempo, una compañera profesora de Yoga, fue a una charla que daba TKV Desikachar sobre Yama y Niyama, que hemos hablado de esto en otro episodio. Para quien no lo conozca, TKV Desikachar es hijo de Tirumalai Krishnamacharya, al que le dedicamos un podcast hace muy poco y que es considerado el padre del Yoga Moderno. Desikachar es un especialista en toda la filosofía del Yoga. Es una suerte estar en una charla de este grandísimo maestro, una fuente inagotable de conocimientos. Y cuando, asombrado por la suerte que había tenido, le pregunté que cómo había ido la charla me dijo: Muy básico, solo hablo de Yama y Niyama, un poco aburrido. ¿podéis imaginar la cara que se me quedo? Yo que leo los libros y artículos donde este Maestro escribe con detalle y análisis, me quedé pasmado. Imagino que ella ya lo sabía todo, no lo sé, pero…¿porque no da charlas ella si esta a ese nivel? eso es lo que realmente me pregunto yo. ¿De verdad no había nada para ti en esa charla? ¿de verdad estabas tan por encima de los demás?.

Esta es para mi una actitud incorrecta y lo he observado tanto dando clase como profesor como recibiéndola por parte de compañeros de práctica. Tanto es así que ves a gente en clase que practica, no como estas diciendo que se hagan las cosas, sino con el recuerdo de algo que han aprendido previamente, lo que nos dice al menos dos cosas: uno, que no está en el momento presente y que está haciendo las cosas con el recuerdo, y Dos, que la manera en la que aprendió era la correcta y cualquier cosa que tu le enseñes no es correcta porque ya lo aprendió de otra manera y ni siquiera se plantea probar esa nueva manera de practicar. Yo siempre les digo a mis alumnos que si van con otro profesor, y les dice que hagan las posturas entrando de una manera distinta a la que saben, que le hagan caso, ¡faltaría más!

Así que vas con una actitud de superioridad, pensando en que sabes más que nadie, y con una intención de demostrarlo a todo el mundo, para inflar tu ego y para nada más. Así, creedme, aprendereis, pero muy poco, los únicos perjudicados vais a ser vosotros. Tampoco podemos pensar que hay profesores de los que aprenderemos un montón y de otros nada.
No puedes pensar: Es que yo fui a clase con Pepito, y es muy bueno, y entonces Juanito ya no me puede enseñar nada. Puedes aprender hasta del libro Yoga para Dummies, puedes aprender de los ingredientes de una pastilla de chicle, si tu intención y actitud son las correctas, siempre aprenderás, de cualquier cosa.

Así que bromas o no bromas, autor novel o reconocido mundialmente, de todos podemos aprender no algo, si no muchísimo. Te garantizo que si te abres a la enseñanza, algo le sacarás. Depende de esa actitud que tengas y de tu intención.

Luego tenemos la actitud neutra, y es muy curiosa esta actitud.

A veces tenemos una actitud neutra, sin vida, en la que la clase ni te va ni te viene. Porque has caído ahí como podías haber caído en otro lado y no estás dispuesto a esforzarte mucho. O vas a una escuela de Yoga, pero como has pagado quieres que te dejen hacer lo que tu quieras. Ves exagerado que el profesor te corrija tanto y se esfuerce en que hagas la postura de manera correcta. Ves que la haces más o menos bien, no te quieres hacer profesional, el profe es muy exagerado, le da demasiada importancia…

Todos tenemos momentos en los que se nos hace difícil aprender, y más cuando el aprendizaje requiere de un esfuerzo tan alto como el que en Yoga es necesario para avanzar. Siempre podemos tener épocas en las que nuestra práctica parece no avanzar, parece que nos hemos estancado, e incluso que vamos hacía atrás. Y puede que el profesor tampoco nos saque del atolladero, pues es cosa nuestra, y no de el.

Creo que hay que respetarse, y si estamos en un momento así, lo mejor que podemos hacer es ponernos el piloto automático y hacer lo que un día me dijo mi profesor: Tienes que tener confianza en la práctica.

Parece una cosa de tener Fe o algo similar, pero el sabia muy bien que la profundidad de la práctica activaría los recursos necesarios para traspasar esa barrera que me había encontrado en mi propia práctica de Yoga individual. Es responsabilidad nuestra el que ese piloto automático siga el rumbo de mejora constante y de sacar, de lo más profundo del Asana, lo más profundo de nosotros.

Pero no hablo de esos momentos puntuales, sino de la actitud neutra de hacer las clases con un piloto automático sin ningún rumbo. Con la flexibilidad que tenemos. Con los espacios articulares que tenemos. Con la poca consciencia que tenemos. Sin querer profundizar más. Sin la intención de comprender para qué nos ponemos un soporte en una determinada postura porque nosotros lo podemos hacer sin ese soporte. Y no lo entendemos por nuestra actitud neutra, sin vida, sin movimiento. La piel muerta. Solo con unas acciones musculares vacías de sentido. ¿creéis que exagero? Pues no, de verdad que no.

Le pasa a mucha gente. Que hace las posturas desde el cuerpo, y así, no entiende lo que pide el profesor, ya sea una acción determinada, o como decía antes ponerse un soporte para llegar más profundo. Hay gente que no sabe, por poner un ejemplo, qué hacer Ardha Chandrasana con una pared en el pie de arriba sirve para llegar a estirar la axila contraria. Gente que se cree que queremos mantener el equilibrio, que no ve más allá de donde puede llegar. Cree que el Yoga es una cosa física, y ahí donde han llegado en la postura, ahí se quedan. O peor, si no les tira muscularmente te miran pidiendo más. Como si el Yoga fuera una cosa de estiramiento muscular. Y así ves a gente haciendo las Asanas y mirando al vacío. Mirando hacia los lados. A ver qué pasa con los demás. Esperando a que de la hora. Y les ves que ni siquiera en Savasana son capaces de estar, porque en Savasana estas solo. Te enfrentas a ti mismo. Y muchas veces prefieres no mirar a dentro y hay quien no puede cerrar los ojos. Es mejor trasladar esa responsabilidad a alguien: profesor o compañeros de práctica. Termina la clase y te vas, tal como has venido. Si alguien te pregunta que tal en la clase le dirás con tono de quitarle importancia: “bueeeno, no está mal”. ¿Sabéis lo peor de esa actitud? Que es una pérdida de tiempo, que mejor te pones una película y te tiras en el sofá. Sin más. No vale para nada practicar así, para nada. No digo que tengamos que hacernos todos profesionales, pero sí que digo que, ya que estas haciendo algo, ¿no será mejor hacerlo con consciencia? ¿No te gustaría meterte en las posturas a tope a ver a dónde te llevan? Puede que descubras algo.

¿Sabéis por qué el maestro Iyengar, que podía hacer todas las posturas con una detalle milimétrico, se ponía soportes en las posturas? Por que le daban una dimensión de las Asanas diferente, porque podía ahondar en otras partes. Porque le sacaba algo distinto a la postura. Así que con los grandes maestros buscando la hondura de la práctica, ¿no crees que podíamos hacer lo mismo en vez de seguir con lo que ya sabemos? Yo pienso que mejoraremos en muchas cosas además que en la práctica de Yoga.

Y luego está la buena, la actitud de aprender:

Con una actitud de aprender, humildemente de lo que ahí se va a enseñar. Aquí te llevas el gordo, sin ningún tipo de duda.

Personalmente voy a clase a aprender, pero si hoy en día fuera como antes, donde cada maestro daba clase a un discípulo, a mi me gustaría más. No me malinterpretes, tengo un carácter abierto y me gusta la gente. Pero a clase no voy a socializar, voy a aprender, y además me gusta practicar solo. No tengo ningún problema en practicar con gente, incluso me gusta hacer cosas por parejas, pero sí que tengo una preferencia, y esa es practicar solo. Como la meditación, ahí sí que lo tengo claro.

Yo cada vez que abro un libro o voy a una clase, voy pensando que ese libro o esa clase, tiene mucho que enseñarme que yo no se. Estoy convencido de ello. Desde pequeño tengo esa manera de ser, pienso que ese libro que estoy abriendo lo ha escrito alguien que sabía o era un experto en algo, y quería exponerlo para que los demás lo supiéramos también, así que de momento, ese sabe algo más que yo. Es cierto que a veces no aprendes mucho pero siempre te puedes llevar al menos una idea clara de como tu no harías las cosas. Pero analizalo bien, porque quizá es la manera correcta y tus prejuicios nublan a la sabiduría. Así pues, yo creo que es mejor tener una actitud abierta en la que pensamos que ahí donde hemos caído, hay algo para nosotros que de cualquier manera nos va a hacer mejores.

Con los compañeros de práctica de Yoga

A mi, mis compañeros de práctica siempre me han corregido. Cuando uno está detrás de ti o te está ayudando, desde fuera ve bien las cosas y tiene perspectiva. Nunca me ha molestado, la verdad. Me gusta porque me ayudan. Un día vi a un compañero decirle a otro que estirase mas el  brazo derecho porque estaba algo más encogido que el izquierdo. ¿sabéis que le dijo? Le dijo que como ahí estaba el Hígado, lo estiraba menos. Le dijo eso! Es ridículo! Casi me da un ataque de risa. Nunca más le ayudó, claro. Imagino que aún se le dobla ese brazo, no lo sé.

Así que la pregunta que se plantea para mi es: ¿Con qué actitud, y con qué intención voy a la clase?

Yo os voy a responder a la pregunta, según lo hago yo: Voy con la actitud abierta de aprender lo más que pueda de mi profesor y mis compañeros cuando me ayudan y voy con la intención de mejorar y depurar mi práctica para que la ejecución de las Asanas impacten en el contenido mental y lo refinen.

Así que para mi está claro que si tu actitud es la de mostrar lo que sabes y tu intención es que el profesor y tus compañeros se magnifiquen con tu práctica, no vas a aprender, vas a molestar a los demás, al profesor y no vas a sacar nada en claro. Bueno sí, que estás por encima de los demás, por supuesto.

Pues tengo noticias, solo aprenden los humildes. Pero los humildes siempre, porque quizá fuiste humilde con esa primera persona que te dio clase, pero luego con los demás tienes esa actitud e intención que comentaba antes, con lo cual solo vas a aprender un poco, pero nada más que un poco. Así que tal como yo lo veo, en líneas generales el aprendizaje depende de la humildad que tenga el estudiante.

Así, vaya donde vaya, a una clase, ponencia, charla o presentación o lo que quiera que sea, para mi la cosa es que voy  aprender algo seguro, y ya solo con ir así, aprendes, porque estás abierto a aprender. ¿Como no vas a mejorar en algo si estas dispuesto a hacerlo? Mejorarás seguro. Que sí, que todos hemos caído en clases o lo que sea que nos damos cuenta de que la persona que lo está impartiendo no es un experto, o no lo tiene refinado, o lo que sea, que si, siempre puede pasar eso. Pero eso va a ser una entre un millón, y enseguida te vas a dar cuenta. Bueno, algo le sacarás. Quizá expresión que te vendrá bien a ti que también das clase, una analogía para utilizarla en tu vida normal, una manera de entrar a una determinada postura que ni siquiera te habías planteado antes. Siempre le sacarás algo aunque el conjunto no sea del todo de tu agrado o de tu manera de ver las cosas. Pero insisto, la diferencia la vas a poner tu con tu actitud y tu intención.

Así que os animo a que a la próxima clase que vayáis, el próximo libro que leas o la próxima vez que un niño os esté contando algo penséis: ¿que hay aquí para mi? O aún mejor: Aquí hay algo para mi, voy a estar atento y me lo voy a llevar como un tesoro. Al final atesoraras muchos y buenos conocimientos que te ayudarán a ti y a los demás, lo que crea un círculo virtuoso en el que todos salimos ganando. Es un Win Win total!

Así es como yo lo veo al menos, como alumno y como profesor.


Y nada más, llegamos así al final de este episodio en el que hemos hablado un poco acerca de la actitud de aprender en las clases de Yoga.

Espero que me sigas acompañando en este pequeño y humilde viaje de Yoga y que podamos seguir aprendiendo juntos todos porque al final ese es el objetivo del Yoga y de la vida.

Ya sabéis que si tenéis cualquier consulta o sugerencia será bienvenida y  podéis pasaros por la web y dejar un comentario sobre lo que opinas de lo que hemos visto hoy, que mola ver lo que otros Yogis y Yoginis opinan.

Nos escuchamos la semana que viene.

Es todo por hoy

Hari Om Tat Sat!

Comentarios (32)

Author’s gravatar

Interesante el podcast de hoy, como todos los anteriores. Gracias y hasta el proximo

Responder
Author’s gravatar

¡Gracias!
Gracias por escucharme y por pasarte a comentar♥♥♥
Hasta el próximo!

Responder
Author’s gravatar

Yo recibo cada práctica como un trabajo personal para seguir abriendo la coraza corporal y psíquica, a fin de que pueda entrar un rayito más de Consciencia. Y en el fondo, me siento muy agradecido de recibir tus clases. y lo digo de todo corazón. ..

Es un trabajo muy en línea con la via evolutiva que realizamos en nuestro proceso.

Sobre la actitud, sucede algo similar en nuestras consultas, la humildad y la apertura siempre abren campo.

Nos seguimos viendo, escuchando y divirtiendo!

un abrazo!

Responder
Author’s gravatar

Muchas gracias Rodrigo.
La humildad y la apertura abren las puertas del conocimiento, totalmente de acuerdo contigo.
Voy a empezar a entrevistar a gente para el Podcast y creo que es muy interesante el trabajo que realizais en terapia, ¿te animas a venir al podcats y hablar un rato?.
Agradezco mucho tus palabras. Practicas desde la consciencia, y eso es lo mejor para quien está dando la clase, así que mil gracias.
Un abrazo y ya me dirás lo de charlar un ratito en el podcast!

Responder
Author’s gravatar

Querido «profe», es un gusto aceptar humildemente tu invitación: No hay mejor cosa que charlar con un amigo sobre los principios que mueven al hombre y la madre (Naturaleza) que nos «parió». Cuando quieras!
Un abrazo,
rodrigo

Responder
Author’s gravatar

Me das una alegria!
Ok, ok, ya esta escrito, nos ponemos de acuerdo esta semana y hablamos de la naturaleza que nos parió pronto por aquí!
Un abrazo Rodrigo

Responder
Author’s gravatar

Muchas gracias Jorge por todo lo que compartes 🙂

Muy de acuerdo con todo lo que expones. Humildad y apertura para crecer y desarrollarnos en todos los ámbitos.

Estoy muy contenta de asistir a tus clases y además, seguirte por aquí!
Un abrazo!

Responder
Author’s gravatar

Gracias a ti Rosa, de verdad.
Que bien que te haya gustado el episodio de hoy. Es un placer para mi que estés contenta de asistir a mis clases, me acabas de alegrar el día!
Te mando un beso fuerte♥

Responder
Author’s gravatar

Jorge, yo solo decirte que agradezco con todo corazón tus clases, tus correcciones y tu buen humor. Escuchándote me pongo a reflexionar y mi conclusión es que sinceramente, yo voy a clase para aprender, para mejorar cada día, porque tengo mucho, mucho que aprender y mejorar, por ejemplo la atención, el aquí y ahora…¡ Yo creo que por eso pierdo el equilibrio y me caigo!
¡Gracias por estar ahí!

Responder
Author’s gravatar

Ayyy mi Nines!
Que bien que compartas conmigo tus reflexiones, gracias, y por tus buenas palabras para mi.
Tú en las clases, desde siempre, lo das todo y estás al 100%, no sabes cuaaanto lo agradezco, no lo sabes Nines.
Muchas gracias por ser como eres!♥

Responder
Author’s gravatar

IMPRESIONANTE.
Felicidades.

Responder
Author’s gravatar

Es de estos episodios que en un momento dado los veo muy íntimos y no se si van a gustar…
¡G R A C I A S M A R I A!

Responder
Author’s gravatar

Precisamente una de las cosas que generan atracción es la narración de lo propia experiencia sobre cuestiones cotidianas, porque como decía Santa Teresa: «Dios se encuentra entre pucheros».
Por mí, adelante!
abrazo!

Responder
Author’s gravatar

Tal cual…me ha recordado a una frase que decía un amigo:
Pelando patatas, también
Puedo girar
La Rueda del Dharma

Responder
Author’s gravatar

Muy interesante Jorge y cierto. De todo se aprende..de lo bueno ..de lo malo..de lo q crees que es importante y luego no lo es y de lo q parece poca cosa y al final lo es todo!! hay que estar siempre abierto a nuevos conocimientos y enseñanzas por parte de todo y todos los que nos rodean..y tener una actitud positiva y humilde…gracias por recordarnoslo.?

Responder
Author’s gravatar

Si es que tu hilas muy fino Conchi, eres de las mias!
Exactamente como comentas, de todo podemos sacar algo siempre, solo hay que estar bien atentos, verdad?
A veces te veo en clase como reaccionas con cosillas que pasan, y te miro porque estas pensando lo mismo que yo!
Gracias Conchi♥

Responder
Author’s gravatar

Buenos días Jorge!

Me he quedado un poco a cuadros con la actitud de «algunos», respetable, por supuesto, pero no entiendo como pueden no sacar la parte superpositiva que tiene esta práctica, pero cada uno es cada uno. La verdad es que me ha sorprendido y mucho lo que has compartido, yo levo contigo varios años y «TODOS LOS DÍAS APRENDO ALGO NUEVO», es literal, tal y como lo escribo. Eres un gran comunicador, transmites fantásticamente, asique para los que no lo comparten… ellos se lo pierden!!

MIL GRACIAS Y FELIZ VIAJE !!

Responder
Author’s gravatar

Guapa, Carmen. Muchas gracias por tus bonitas palabras, siempre me das muchos ánimos!
Pues si, algunos van a clase tal como comento, lo he visto tanto como profesor como de alumno y si, me parece alucinante porque es lo que tu dices, que siempre puedes aprender algo.
Gracias por pasarte a comentar Carmen!

Responder
Author’s gravatar

Hola Jorge, he leído el Episodio 13, tan interesante como todos los demás. He sonreído al leerlo en muchos de los párrafos, cuando alguien te dijo que gastabas muchas bromas en la clase y otras lindezas más (sabemos bien a quién te refieres, ja, ja , ja…). Yo observaba su práctica cada día que venía. Al inicio tú comenzabas: vamos a sentarnos en Svastikasana, y esa persona se sentaba como le daba la gana, a su bola. Cuando describes la «actitud de aprender», estoy totalmente de acuerdo. Siempre me ha gustado probar con varios profesores, todos aportan y te enseñan, aunque utilicen distintos métodos en sus prácticas. Jorge, a lo largo de todos estos años, todos los días cuando entro en clase, siempre, siempre, me he llevado algo diferente de la clase anterior. Acertadísimas los términos que señalas, todo está en la actitud y la intención con la que entres en clase. Como siempre, mil gracias, te deseo un estupendo fin de semana.

Responder
Author’s gravatar

Que bueno Conchi, siempre nos miramos complices cuando pasan algunas cosas, porque tu lo pillas al vuelo, jajaja.
Gracias por venir con esa actitud e intención a clase. Se nota. Se agradece. es un placer entrar a una clase con gente como tu.
Gracias!

Responder
Author’s gravatar

Siempre mi profesora nos dice que debemos doblegar nuestro ego y mantenernos humildes ante esta disciplina y todo será más fácil y es así! Cada día un nuevo aprendizaje, recibiéndolo con humildad.

Responder
Author’s gravatar

Hola Karina, como estás!
Tu profe tiene toda la razón, os enseña muy bien si tiene esa manera de pensar, que alegría.
Tal cual, cada día algo que aprender, refinar y mejorar.
Gracias por pasarte a comentar y compartir tus experiencias!

Responder
Author’s gravatar

Jorge me alegras el día solo con oírte, hoy me siento tristona, te he escuchado
y me siento mucho mejor….
Con tus reflexiones y la esencia que me transmites de la Filosofía del yoga, me hace sentirme afortunada!!!!
Seguiré trabajando este «tesoro» como si tuviera una mina de oro.
Namasté

Responder
Author’s gravatar

Pues me acabas de alegrar el día con tu comentario Felipa, y te lo digo completamente en serio.
Así que fíjate, yo te lo alegro a ti y tu a mi, no es estupendo?
Gracias, a mi también hace sentirme afortunado tener a gente como tu a mi lado, me siento muy querido Felipa, y eso es lo maximo que puede decir alguien, no crees?
Mil Gracias guapa♥

Responder
Author’s gravatar

Enhorabuena Jorge! Me he quedado pasmada con este podcast. Me ha encantado. Estoy totalmente de acuerdo en todo contigo. Muchísimas gracias por enseñarnos estas cosas. Da gusto de tenerte como profesor. Sigues así eres un gran tio.

Responder
Author’s gravatar

Gracias Rocsana!
Es una de las cosas mas curiosas en las clases, la actitud con la que la gente se presenta en clase. Me encanta porque es muy interesante el tema, hasta en las opiniones de amazon, jajaja.
No te identifico, porfa, dime en clase quien eres y así te pongo cara, vale???
Muchas gracias por pasarte a comentar!

Responder
Author’s gravatar

Muchas gracias por todo! Me encanta ir a tus clases y escucharte ?

Responder
Author’s gravatar

Muchas gracias Beatriz, me hace mucha ilusión tu comentario.
Super gracias!?

Responder
Author’s gravatar

Esta semana he empezado a escucharte (en vez de leerte), y mola mucho más!
La verdad es que hay actitudes que me cuesta comprender… Y mira que siempre intento ponerme en el lugar del otro, pero hay cosas que me superan. Porque la «competitiva» sí puedo llegar a entenderla, pero lo de «ir por ir» es que no lo veo!! En fin… Voy a seguir escuchándote, que voy con retraso en los capítulos!
Bss

Responder
Author’s gravatar

Es que molo mas hablando! jeje
Pues si que pasa si, lo de ir por ir, hacer por hacer…es desesperante para un profesor, imagino que de cualquier cosa. Además hablo con compañeros de muchas cosas y no solo de Yoga y observan las mismas cosas. Es curioso.
Te espero aqui, con las orejas abiertas!
Beso guapa

Responder
Author’s gravatar

La actitud es la clave, siempre. Centrarse en uno mismo y ser humilde.. Yo estoy empezando y cada clase es un reto conmigo misma.
Tenéis que decirme cómo poder compartir por aquí con vosotros una foto.
Genial el podcast Jorge!

Responder
Author’s gravatar

Gracias por pasarte a comentar Yolanda!
Si es verdad, como comentas que la práctica de Yoga y las Asanas son un reto enorme, tener una buena actitud, para mi es la clave para aprender y avanzar en esa práctica.
Lo que comentas de la foto me la puedes enviar a mi por mail jorge@callateyhazyoga.com. Algunos me han mandado fotos suyas practicando o con los soportes que usan caseros y un día haremos un post con todas esas cosillas cuando tenga suficientes, así que anímate y mándame lo que quieras, me parece genial. Y a ver si mas se animan!
Gracias Yolanda

Responder

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *