¡CállateyhazYoga episodio 17. Dale al Play!
Te dejo una transcripción del Podcast por si lo quieres leer


Bienvenidos a CállateyhazYoga el Podcast en el que hablamos de Yoga: de la práctica, la teoría, las escuelas, los maestros, las posturas, los libros y toda lo relacionado con esta maravillosa práctica. Queremos hablar de Yoga de manera normal, con los pies en la tierra y con sentido del humor, hablar de Yoga en definitiva como si lo hiciéramos de cualquier otro tema. Soy Jorge Caballero, un practicante de Yoga, que también imparte clases desde hace tiempo.

Hoy vamos a hablar de los elemento de ayuda que se utilizan de manera común en las clases de Yoga.

Pero antes recordaros que en  la web CallateyhazYoga.com además de estos podcast voy colgando semana a semana también tenéis secuencias de práctica completas con fotos y con el orden de las posturas y semanalmente también voy hablando de aspectos tanto teóricos como prácticos de Yoga en general, por ejemplo está semana hay un post en el que hablo de cómo podemos aprendernos los nombres de las posturas de Yoga, con lo que os tenéis que pasar y mirarlos que de verdad creo que están muy bien.

También en la Web desde hace unas semanas comencé a regalar  La Guía para aprender a practicar Yoga en casa.  Son 60 páginas llenas de material escrito por mi, para que podamos saber cómo afrontar la práctica de Yoga en casa con trucos, estrategias y consejos además de una parte de práctica propiamente dicha.  Si aún no estáis suscritos no dudéis en hacerlo porque os lleváis este regalo de bienvenida, sólo ponéis nombre y mail en el formulario que veréis en cualquiera de las páginas de la Web y os la descargáis fácilmente.Bueno, como decíamos hoy vamos a hablar de los props o elementos de ayuda.

→ Aquí tienes una selección de mi material preferido de Yoga ←

¡Material de Yoga por todas partes!

Es curioso como nos hemos acostumbrado a ver algunas de las cosas más comunes que se utilizan para practicar Yoga, en casi  cualquier sitio. Los ladrillos y cinturones son vistos de oferta casi en cualquier cadena de tiendas deportivas e incluso de regalos. Lugares como decathlon y similares los tienen ya dentro de sus productos normales. Otros sitios como las tiendas Tiger, o incluso supermercados como Lidl en sus mega ofertas puntuales, los ofrece como cualquier otro producto más. Me preguntaron hace poco que que me parecía. Pues fantástico me parece! ¡No sabéis que alegría me entra al ver estas cosas!

Cada cosa de Yoga que se integra en la sociedad, bien sea con programas  de televisión, lo que comentamos de los props o elementos de ayuda en las tiendas o la llamada ropa de yoga aunque no lo sea en las tiendas de moda, todo eso es difundir el Yoga y para mi esta genial.

Pero vamos lio. ¿Que pasa con el material de Yoga, de donde sale, para que se usa y cual es?

B.K.S Iyengar y el material de Yoga

Todo el material que se conoce hoy en dia, salvo una cosa que dejaremos para el final que ha surgido hace poquito tiempo, tienen su origen, como no, en el maestro B.K.S Iyengar.
El se dio cuenta ya en la india de los años 30 y 40 que podía utilizar un sinfín de cosas para ayudarse y ayudar a otros a mejorar, profundizar y pulir las posturas. Cuentan que hacia Urdhva Dhanurasana ayudado de una apisonadora de las obras del ferrocarril. También podía usarse para la gente que de otro modo no podría tener una práctica normal debido a lesiones, fuertes acortamientos musculares o por ejemplo en el embarazo y la práctica con la regla, dos casos en los que se utiliza bastante material. El fue el que poco a poco fue desarrollando el material y su uso para todos esos casos e incluso ha hecho que se estandarice casi casi las medidas y los materiales. Como ya hablamos en el programa dedicado a su maestro T.Krishnamacharya, antes de Iyengar claro que se usaba material como ayuda de las posturas. Incluso el maestro del mismísimo Krishnamacharya lo usaba. Pero el maestro Iyengar refina y potencia su uso y lo hace accesible a todo el mundo. También marca un antes y un después en lo que al uso del material mismo se refiere y se diseña material concreto para muchas posturas, lesiones, enfermedades y terapias específicas.

No obstante no quiero hacer aquí un programa de historia del material de yoga, si no que quiero hablar del material más común y el uso que dia a dia le damos en nuestra práctica. Quiero abordar el tema de por qué usar material, que usos básicos  se le da y en definitiva el “que”, “por qué” y “para qué” como decía hace un momento.

El concepto de material tenemos que entender que se extrapola tanto a los ladrillos, mantas y demás como al propio antideslizante, paredes y suelo, ya que este último se usa a veces no como el lugar donde se hace la postura, sino también como soporte para alguna postura que, no pudiendose hacer de pie en el caso de que fuera esta la postura que queremos abordar, si  se puede hacer boca arriba o de lado ayudados del suelo. Luego pondré algún ejemplo de lo que quiero decir, a ver si soy capaz de, hablando sin imágenes, que lo entendamos todos, incluso si alguien no ha practicado antes.

Pero antes de nada una cosa que pregunta mucha gente.

¿Por qué usar material para hacer las Asanas?

Lo cierto es que si pudiera contestar solo con una frase a esa pregunta diría lo siguiente: El material hace que, si no puedes hacer la postura final, tengas la sensación y los ajustes propios de la postura final y por lo tanto puedes aumentar la consciencia en: qué tienes que hacer, como tienes que hacerlo, y cual es la hondura del Asana. Así, poco a poco, a medida que avanzas en la flexibilidad, movilidad o creación de espacio que requiere la postura, ves hacia dónde te lleva esta y que es lo que pide. Y en el caso de que si puedas hacer la postura final, refina el nivel de consciencia y hace que llegues todavía más profundo. Claro, tenemos que darnos cuenta de que la postura final es lo importante, no el material, pero su ayuda nos permite vislumbrar esa postura final. ¿Sería inteligente hacer una postura durante un año en la que tienes que poner la mano en el suelo, por decir algo, y que al no llegar, te pasas un año sacando la columna dorsal de su sitio (sacando chepa) y aun así, después de ese año no vas a llegar a esa postura final?. Además,  practicando en ese nivel de esfuerzo por una parte y de desajuste total por otra nunca vas a poder avanzar en la postura ni moverte en la postura como ella pide. El Asana tiene un movimiento interno que desde el principio tenemos que ver cual es. Así que la ayuda de por ejemplo un ladrillo, en el que poner esa mano que de otro modo iría al suelo, te permite conectar con ese movimiento de la postura, te permite tener la espalda  lo que sea en su sitio (que también te llevas el beneficio físico) y hace que el desarrollo de la flexibilidad, creación de espacio y movilidad sean el adecuado y específico de esa postura, pudiendo así hacer esa conexión interna y externa con la postura y avanzar dentro de ella para, un día, poner la mano en el suelo con todos los ajustes previos. Si desde el principio buscas la postura final y con ello desajustas ciertos elementos, nunca llegarás a formar bien esa postura final porque no estará recorrido el camino hacía ella, no se habrá creado el espacio articular necesario para la postura final ni el estiramiento muscular preciso y te quedarás estancado en una manera de hacer la postura.

Un ejemplo muy corto.

¿Como haces para conectar el pie de arriba con la axila de abajo en Ardha Chandrasana si no lo haces algunas veces con ese pie en la pared? Pues ese es el tema.

Como haces Garudasana con una persona que no tiene nada de equilibrio si no es tumbandole en el suelo o poniendo las manos en la pared hasta que el ajuste de las piernas y estabilidad del pie que queda abajo es suficiente como para hacerlo en el espacio? Que no, obligatorio no es y necesario en todos los casos tampoco, pero en casos que no es necesario, si realmente estás en la práctica y estás practicando para la consciencia, vas a notar siempre una ayuda y una enseñanza del material que te va a servir y mucho. Claro, si practicas desde la flexibilidad o movilidad que tienes y no profundizas en la postura, pues harás las cosas, pero claro, es una práctica que está muerta, para eso es mejor ver la tele.

Así que me parece justificado el uso de material para: hacer cuando no se puede por lo que sea: enfermedad, acortamiento, falta de movilidad y falta de confianza y todo lo mencionado. Y profundizar  y avanzar en estados intermedios y avanzados de práctica.

Podríamos practicar Yoga a pelo, sin nada, sin ni siquiera antideslizante. Eso está claro. Pero teniendo presente eso, vamos a hablar de lo que habitualmente se usa para la práctica diaria y cómo nos ayuda a mejorar.

Kit Basico de Yoga

Así pues, tenemos un montón de material para usar en diferentes posturas y situaciones pero nos vamos a quedar con el “Kit Básico” que todo yogi debería tener.

El Kit Básico se compone de: Un antideslizante, dos ladrillos, dos cinturones, cuatro mantas y una silla. Evidentemente todo es sustituible por cosas que tenemos en casa aunque hay algún beneficio extra si usas el material “estándar” por llamarlo de alguna manera. Además de ese material y que ya hemos mencionado antes, tenemos la pared, y el suelo, muy útil normalmente.
Si queréis ver el material en fotos y las alternativas a este, descargaros La Guía que mencionaba antes que está en la web porque en ella, hablo más de este Kit Básico.

Bueno, vamos a ver en detalle cada cosa del material básico. En primer lugar tenemos…

El antideslizante

Este no necesita presentación. Es el super básico de todo practicante. Es evidente que hace que el suelo esté más blandito cuando hay que apoyar rodillas por ejemplo  y la práctica sea algo más cómoda y también sirve para que no nos resbalemos o nos resbalemos menos en algunas Asanas. Me preguntan muchísimo por el mejor antideslizante, como debe ser y demás. Mirad, compraros uno y poneros a practicar, qué antideslizante no es muy importante. Si eres un poco más pijo compra uno algo más gordito, como mucho de 5 o 6 milímetros pero que tenga una buena densidad porque si no, es incómodo a la larga el que sea muy endeble. Un antideslizante que eches en el suelo y no se cierre, que sea de un buen material y ya está, Yo personalmente practico con uno de 3 milímetros, pero eso es gusto personal de cada uno. También el antideslizante se usa a veces doblado o enrollado para algunas cosas, es muy útil por ejemplo en la postura sobre los hombros para que esos hombros que están rotados, no se vayan hacia delante cerrando el pecho. Pero no voy a entrar en tecnicismos que si no la gente que no sabe de lo que hablo se pierde.

Ladrillos

Los ladrillos que casi todo el mundo conoce desgraciadamente son los de goma Eva, pero habitualmente no sirven porque son muy blandos, aunque no en todos los casos. Los hay de diferentes durezas, a más blando más malo.  A más duro mejor. Así que si optais por estos, que sean de la dureza más alta, aunque no os los recomiendo, la verdad. Hay que pensar que el material se desarrolla en la india de los años 30, 40 y 50, y ¿que tenían? exacto, madera, así pues, para mi siguen siendo los mejores los de madera. Más estabilidad, más dureza, mejor apoyo, pesan un poco más, que para algunas cosas vienen muy bien…para mi es sin duda el mejor. Y luego están los de corcho, a medio camino entre la goma eva y la madera. Estan genial, la verdad es que tienen lo mejor de la madera y el peso reducido d e la goma Eva, sin duda son muy recomendables y además a la hora de cargar con ellos se nota mucho, jejeje. Sería una buena elección también. Cuanto más estable sea el ladrillo, más estabilidad nos dará en nuestra práctica al usarlo. El uso del ladrillo en muchos casos es como si subieramos el suelo, como si tuviéramos un gadgeto brazo. No llegas a un sitio y te pones el ladrillo, subes el suelo, y ya tienes la sensación de la postura final.

Los ladrillos sirven para tantas cosas que es difícil enumerarlas aquí y más sin que se pierda la gente que no sabe el nombre de las posturas (que por cierto tenéis en la web un post en el que doy consejos y trucos para aprenderse el nombre de las Asanas), pero digamos que sirven de apoyo para manos, pies, sacro, frente, antebrazos…, para todo, vamos. Aunque uno de los usos más comunes es para darnos altura al estar sentados con las piernas cruzadas cuando iniciamos la práctica y que las caderas y rodillas estén más o menos a la misma altura. Ya sabéis que si las rodillas están más altas que las caderas, por biomecánica del ser humano, la parte baja de la espalda se colapsa. Alguno pensará: a mi no! En serio, si están más altas, columna lumbar colapsada, si no lo notas, profundiza en el análisis de la postura.

Así que vamos, un par de ladrillos son un MUST sin duda para todo Yogui  o Yogini que se precie. Si no te quieres gastar el dinero en una de las cosas más importantes para tu salud… vale,puedes usar unos libros bien grandes o unos cuantos atados, pero vamos por unos 6 u 8 euros tienes unos buenos ladrillos. Sirven para todo, de verdad que son geniales.

Los cinturones

Otro clásico. Evidentemente son muy sustituibles por el cinturón de un albornoz y cosas similares (las bandas de pilates mejor no porque son flexibles y no nos valen) pero los que venden para Yoga son geniales porque tienen una hebilla que hace posibles muchas de las combinaciones que se usan para algunas posturas. Es un cinturón normal de algodón, pero con una hebilla metálica.

Pues eso, otra cosa a la que se le dan tantos usos que sería difícil concentrar aquí, pero para estirar las piernas por ejemplo son muy útiles. Para estabilizar las caderas en esas mismas posturas de estirar las piernas y así hacernos conscientes de cómo son esas piernas en las posturas invertidas. Para sujetarte los brazos en Sarvangasana y sirsasana (la postura sobre la cabeza y sobre los hombros) y así hacer trabajar a los nervios sensitivos y motores de manera correcta.

Fijaos que aquí, está es muy buena. La gente a veces te dice: es que a mi me sale mejor sin cinturón, o, yo siempre lo he hecho sin cinturón. Si ya, pero no te das cuenta de que el cinturón te está llevando a un mejor ajuste de la postura y como consecuencia de ello a tener más consciencia en general y más salud. Osea que no se trata de estar cómodo en la postura que nos salga y ya, se trata de, al ayudarnos con el material, hacer la postura final mejor aunque nos cueste más.

Las mantas

Las preciadas mantas que hace que no nos quedemos sin cuello en la postura sobre los hombros, sirven también para infinidad de cosas. No obstante, cobran una especial importancia en la práctica restaurativa porque nos dan altura, peso y micro ajustes cruciales ya que permiten un montón de maneras de doblarlas, abrirlas o enrollarlas. Digamos que sirven para casi todo y de una manera muy eficiente y eficaz, pues su uso es rápido y nos permiten cientos de configuraciones.

Puedes usar las de casa, pero el usar las estándar  lo que decíamos antes, que ves un libro o un blog y normalmente te dicen, dobla la manta así o asao y se da por hecho que es una manta estándar. Aunque bueno, en cada país tienen una estándar. Aquí tenemos estas que siempre se han usado para las mudanzas que son grises con una franja roja o azul. Últimamente se ven algunos modelos más bonitos, pero casi todos los practicantes de yoga tenemos las grises estas que comento y sirven muy bien. Tienen un tacto y densidad muy adecuados para todo.

Hay un Prop llamado Bolster (de esto hablaríamos en otro episodio tratando más material) que es como…un cilindro más o menos por decir algo, relleno de lana o algún material similar que sustituye a tres mantas más o menos, se usan para hacer pranayama y posturas restaurativas pero vamos, que tres mantas nos servirían muy bien para sustituirlo.

La silla

La silla tiene tantos usos…es que sirve para todo, paara todas las posturas. Te enseña a ajustar de una manera increíble en las posturas de pie, hay una secuencia de la semana al que os dejaré el enlace en la web donde la usamos tanto como apoyo como para dar ajuste a la cadera en estas posturas. Te ayuda en las invertidas. Te soporta y da dirección en las posturas hacia delante y hacia atrás. Te ayuda a girar y mantener la acción de giro y bajar los omóplatos en las torsiones. De verdad que es una pasada el uso de la silla, tanto para posturas como para ejercicios previos a las posturas y para cosas terapéuticas ya ni os cuento.

Claro que puedes usar cualquier silla pero no para todo. Es mejor si es plegable ya que plegada también se usa  y mejor si es de metal o un material bien resistente.

Todo el uso del material lo vamos a ir viendo en el curso de Yoga para gente normal

Una de las cosas mas usadas también son las cuerdas. Seguramente habéis visto las cuerdas colocadas a dos alturas diferentes en muchos centros de Yoga. Son super útiles, son geniales, sin duda una ayuda brutal, pero aquí la premisa es la práctica en casa, y si bien hay gente que tiene las cuerdas en casa, no es lo más habitual, así os interesa miradlo en youtube o vimeo porque si os dejo un enlace en un tiempo va a estar obsoleto y no v a a servir de nada. Miradlo donde os digo y os haréis una idea de para que sirven las cuerdas. Ahora está de moda lo que llamar Air Yoga pero vamos, no es más que un sucedáneo con marketing del Yoga Korunta el Yoga con cuerdas que se ha hecho toda la vida.

Otros soportes de Yoga

Después tenemos algunos soportes famosísimos como el trestler, las planchas inclinadas, los bancos de diferentes medidas, los rodillos de madera, los cuartos de cilindro, los bolster que mencionaba antes y un sinfín de cosas más. En la web de la que os voy a dejar el enlace esta todo eso y más, pero para no alargarme mucho os lo dejo para que le peguéis un ojo. Además tienen usos quizá más específicos y no tan generales y aquí quiero tocar los temas más generales, al menos de momento.

Como añadido a todo esto, se ha puesto muy de moda y se puede ver en la práctica de muchos yogis extranjeros que salen en instagram y pinterest el artilugio llamado Yoga Wheel y se trata de una rueda vacía digamos por el centro, tal cual, con la que se pueden hacer muchas cosas. A ver, todo lo que se hace con la rueda es sustituible por elementos que ya existen, pero la idea es genial y no es de extrañar que la veamos cada vez más en españa. A día de hoy cuando estoy grabando esto, no se vende en españa en ninguna de las tiendas de productos de Yoga. La vende amazon desde hace unos días y a un precio que no está nada mal, porque es carilla. Pero vamos, que no es algo necesario ni mucho menos.

Ah, esperad que se me olvidaba. También es un elemento extra de la práctica el calor, muy de moda estos días. Solo os quiero hacer una recomendación porque me preocupo por vuestra salud. No vayáis a sitios de calor a hacer Yoga. me voy a ganar algunos enemigos con esta afirmación pero es mi manera de ver las cosas. Otro día podemos si quereis hablar de por que no recomiendo este tipo de práctica porque daría para uno o dos episodios, pero hoy lo dejamos por aquí.

¿Me compro el material?

Posiblemente pienses que no estás tan comprometido con la práctica como para comprarte material, está bien, puedes comprar algo, al menos un ladrillo y un cinturón y usar mantas de casa. Poco a poco querrás comprar más material sin ninguna duda porque verás rápidamente el beneficio de usarlo. Piensa en lo que nos gastamos en tonterias a lo largo del año, esta inversión en material será de rápido retorno en beneficio físico y mental así que en tus manos queda.


Y nada más, dejamos aquí este episodio en el que hemos hablado del material básico de Yoga que desarrolló y nos enseñço a usar el maestro B.K.S Iyengar.

Espero que me sigas acompañando en este pequeño y humilde viaje de Yoga y que podamos seguir aprendiendo juntos todos porque al final ese es el objetivo del Yoga y de la vida.

Os espero en los comentarios de la Web para lo que me queráis decir del episodio de hoy!

Nos escuchamos la semana que viene.

Es todo por hoy

Hari Om Tat Sat!


Enlaces mencionados en el episodio:
Secuencia de práctica donde usamos la silla

Comentarios (8)

Author’s gravatar

Muy interesante el podcast de esta semana 🙂
A mí me encanta practicar con material! lo que más me ayuda es el cinturón y las planchas, las utilizo incluso más que los ladrillos…
Es completamente cierto que con el material puedes ver mucho mejor por donde va cada asana y ayuda un montón pero luego me surge la duda de la dependencia que provoca… Cuando no tengo el material cerca para algunas posturas me parece que estoy haciendo la postura mal y que estoy hecha un ocho y en estos casos muchas veces elimino la postura de la práctica por miedo incluso a hacerme daño ¿qué recomiendas tú para las ocasiones en las que no tenemos material de práctica cerca?
Muchas gracias!

Responder
Author’s gravatar

Hola MFMarta!
Jo, pues justo le has dado en el clavo a un tema interesante: la dependencia que a veces tenemos del material. yo me he llegado a llevar de vacaciones hasta las pesas que usaba para alguna postura, no te digo más, jaja. Pues si, tenemos que aprender a hacer las posturas sin el material que tanto nos ayuda, y es que es eso, como te ayuda tanto, crees que no estas en la postura bien sin los soportes, empezando por el Om o la invocacion que se hace para iniciar la práctica que yo al menos hago aunque esté solito. ¿Como nos planteamos la práctica sin material? Utilizando el suelo y las paredes y en el caso de no tener paredes que puede pasar, intentando no bajar tanto en las posturas, intentando mantener los ajustes básicos de las Asanas dentro de un esfuerzo quizá mayor por sostenerla sin el soporte o incluso cambiando la postura si no es posible hacerla sin material por otra similar que si puedas hacer sin material. Lo que es interesante pensar es que el material no es que nos cree dependencia sino que hay posturas que hasta llegada una práctica más avanzada no nos podríamos plantear sin el soporte y gracias a la hacemos, por eso cuando nos falta no sabemos abordarla…pero baja menos, ajusta mas, ve a los básicos y sustituye alguna postura por otra…te he ayudado algo o lo he empeorado???
♥♥♥

Responder
Author’s gravatar

Me ha quedado clarinete! Muchas gracias Máster 🙂
Sé de lo que hablas con lo de llevarse el material de vacaciones… los cinturones y el antideslizante van en el grupo de indispensables junto con el cepillo de dientes!

Responder
Author’s gravatar

Los cinturones van siempre con uno, jejejeje, pero el cepillo de que????

Responder
Author’s gravatar

Fantástico episodio, que interesante todo el material del Maestro Iyengar!
Gracias!

Responder
Author’s gravatar

Gracias Mercedes, si que es genial todo el material que nos dejo B.K.S Iyengar, nos ayuda mucho en la practica, le da profundidad y otra dimensión.
Gracias por pasarte a comentar!

Responder
Author’s gravatar

Magnífico post de nuevo. Coincido en que te puedes volver un poco dependiente con algunos materiales (como el cinturón) para poder hacer algunas posturas y que si no lo tienes acabas por no hacerlas. Lo bueno es que el material es barato, fácil de encontrar y siempre sustituible por algo del día a día. Hasta en el uso de material el yoga es humilde.
En mi caso me ha ayudado mucho en ciertas posturas para recuperar y coger fuerza en el tendón o, por ejemplo, hacer savasana con dos mantas para abrir más el pecho. El ladrillo, para los amateurs como yo resulta casi imprescindible.
De nuevo enhorabuena por el post.

Responder
Author’s gravatar

Que bonita frase Aquiles, hasta en el uso de material, el Yoga es humilde.
Justamente hay que ir aproximándose poco a poco a no usar material, pero es lo que tu dices, que al final siempre tienes algo a mano, aunque no sea el material “de verdad”, es algo del día a día.
En los casos en los que hay una lesión se hacen mas importantes y es maravilloso que cualquiera pueda hacer las Asanas aunque tenga una limitacion física, y no solo eso, que con una lesión se puede recuperar la movilidad, potencia o juego articular y sanar mas rápido con el uso de los elementos de ayuda.
Gracias Emilio por pasarte a comentar, te mando un abrazo muy fuerte!

Responder

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *