Mejorando nuestra respiración y el estrés con Yoga


Nuestro espacio interior

A veces necesitamos parar, detenernos un momento, conectar y tener acceso al espacio interior. Ese lugar donde nos encontramos con ese que somos nosotros, mirándonos en un espejo interior.

Ahí esta toda la calma que puede haber en universo. La comprensión. El cariño. El cuidado. La comprensión y aceptación más profundos. Somos nosotros, solo con nosotros. Nos acunamos.

La respiración, el ajuste y la pasividad que se crean en la postura, nos invitará a entrar en ese espacio interno tan especial. Tan conocido y agradable. Tan en contacto con lo que somos.


Os presento un vídeo de la sección terapéutica del Curso de Yoga
Es parte de una serie de clases que nos ayudan a mejorar el estrés y respirar mejor.


El estrés, la respiración y la conexión interna

Fíjate cómo con un ladrillo y una manta podemos colocar de una manera muy efectiva y eficiente nuestra cintura escapular.

A partir del ladrillo rozando nuestras costillas inferiores tenemos un mundo a nuestra disposición:

  1. el pecho se eleva
  2. las costillas tienen una buena disposición para su movimiento
  3. este movimiento se amplía
  4. la garganta puede estar en calma
  5. el cerebro pasivo
  6. el vientre y el espacio orgánico de la pelvis ‘caen’ desplomados en plena pasividad

Con estos 6 puntos tenemos la posibilidad de respirar mejor. El ciclo respiratorio de hace más ligero, profundo e intenso. Y no solo eso, sino que la posibilidad de ese respirar fluido y la mente están en estrecha comunicación haciendo que, en seguida, el cerebro se oxigene y la consciencia se amplíe. Momento en el cual aparece un abandono hacia el ladrillo, manta y suelo que genera una profunda pasividad.

  • La consciencia  se articula con esa respiración fluida.
  • El contacto con el ladrillo nos empareja al momento presente.
  • Y toda la postura ‘cae’ haciendo que nuestra estructura esté en un profundo realx

Y ahí estamos. En ese lugar donde todo cambia. mejora. Se hace más claro.
Se va el estrés y entra la calma. Se aleja la desconexión que muchas veces nos producen los fenómenos externos con los que estamos en contacto. Y se produce la magia. La magia del Yoga.

Podemos acceder a ese lugar con una postura. Con esta sencilla Asana y este sencillo soporte. Puedes hacerlo con uno o dos ladrillos.
Fíjate también cual es la altura adecuada para tu cabeza: que no quede cayendo hacia atrás pero tampoco tan alta que cierres la garganta. Busca un equilibrio para que el cerebro pueda relajarse.

Y abandona las piernas profundamente en el suelo, que la pelvis y toda su zona orgánica y musculatura se ablanden y caigan hacia el suelo.


Otras ideas de Yoga para mejorar el estrés y respirar mejor

Aquí tenéis otras ideas para mejorar la apertura del pecho y la alineación y colocación de las costillas, la cintura escapular y el tórax.
También para crear ese espacio que mencionaba antes de conexión interna y una ligera meditación.

Quitando el dolor de cabeza con Yoga
Sanmukhi Mudra y la conexión interior
Secuencia de Asanas para respirar mejor

Si eres alumno del Curso puedes ver también las siguientes clases relacionadas:
Rutina anti estrés Parte I
Rutina anti estrés Parte II
La estructura del Pranayama


¡Te veo en la Sala de Práctica!


curso de yoga online

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *