Savasana es potente. Muy potente.
Al igual que la musculatura necesita ablandarse como cuando nos dan un masaje, el cuerpo emocional, espiritual y mental necesita su descanso. En Savasana ese descanso se hace consciente. Profundo.


Receta de Yoga para la ansiedad y el descanso

A veces buscamos recetas mágicas en el Yoga para aplacar alguna ansiedad, cansancio o malestar emocional. Buscamos muchas cosas. Hacer cosas. Hacer muchas posturas. Buscamos una secuencia mágica. Una postura muy difícil. Asanas con saltos. Vinyasas. Y por otro lado quizá algún medicamento o similar. Aquí entra Savasana.

Hay que parar. Quizá no necesitamos nada de eso que comentábamos antes. Tan solo Savasana. Un descanso consciente, que te hunde en lo profundo de tu ser. Que te lleva a ver la realidad de la naturaleza de tu mente, lugar que tanto ayuda al descanso emocional y espiritual. El cuerpo seguirá a la emoción.
Y sí, podríamos hacer una secuencia específica con varias posturas, pero permíteme simplificar en la entrada de hoy.

Así que vamos a intentar rebajar el nivel de ansiedad. Y no hablo de la ansiedad que se palpa, sino la que está latente, anclada en lo sutil de nuestro día a día.
Veo gente incapaz de permanecer más de 3 o 4 minutos en savasana. Y hablo despues de una clase de Yoga, que todo está pidiendo Savasana. Imagínate si no puede hacerlo después de una hora u hora y media de Asanas, como esta su ansiedad. Entumecida. Latente. Esperando a saltar. O quizá ya ha saltado.
La práctica general nos ayuda a mejorar esto. Debemos seguir practicando.

Pero…¿y si le damos una vuelta a un Savasana para darle un toque extra de «saborcillo de Yoga»?¿Y si le damos un pequeño componente de postura invertida y apertura además?

Carrie Owerko, una inagotable fuente de inspiración para mi, me sugirió sin saberlo este Savasana. Y Paula me ayuda con esta genial postura (estaba encantada, no te creas, no había quien la echara de la clase, jeje).

Vamos a ver tres ligeras variaciones del mismo Asana. las variaciones, sobre todo en dos de los casos son muy sutiles. Pero tienen importantísimos cambios. Solo hay que estar atentos. Necesitas Una silla, 3 o 4 mantas y un antideslizante o dos. Aunque no sea el material de Yoga, puedes construir algo similar, no hace falta que sea igual.

Entre Savasana, Sarvangasana y Viparita Karani

Coloca el material de la siguiente manera: La silla al revés con el respaldo hacia ti. » 2 o 3 mantas encima del respaldo, la otra la dejas para la cabeza, y algo para que la barra de la silla esté más blandita y agradable al apoyarte.
Si tienes algo de práctica puedes poner las mantas como en la segunda foto y dejar que la pelvis caiga por detrás, pero Paula y yo hemos hecho la versión más fácil.
soporte-para-savasana soporte-para-savasana-2
Los brazos ponlos como en la foto pero ojo: Si las manos no caen en el suelo, mejor dejalas en las costillas o el abdomen. Si tienes un hombro inestable (y quien lo tiene ya lo sabe) deja también las manos en las costillas o abdomen.
Entra de lado y sube la pelvis en las 2 o 3 mantas del respaldo. Y aquí vienen las sutiles diferencias:

Puedes poner las piernas en un montón de variedades. Si eres sutil, notaras grandes cambios aunque las piernas se varíen poco en su posición, pues afectará a la apertura de la pelvis determinando el alcance de toda la postura.

Puedes ponerlas sin más, donde caigan. Un punto en que estés bien, como en estas dos versiones:
savasana-00 savasana-01

Fíjate que poco hemos movido las piernas pero en la segunda Paula se estaba riendo porque le dije: ¿a que notas los cambios? Y se reía porque lo notaba, y mucho. Lo estoy diciendo completamente en serio.

También podemos mover un poco más la postura para que hacer un poco de tracción, que además nos ayudará con un dolor de espalda, un dolor lumbar, ya que nos liberará la zona. De esta manera, mira:
savasana-02

Como digo, una tracción que ayudará a esos dolores de la zona más baja de la espalda. Y aunque no los tengas, es una acción muy cómoda.

Después colocamos las piernas en Baddha Konasana. Apoyando las tibias en la barra de la silla:
savasana-05 savasana-06

Y luego cerrando un pelo más apoyamos el canto de los pies en la barra:
savasana-07 savasana-08

Juega con la altura de la pelvis, con la colocación de las piernas y los brazos. Verás los cambios a cada cosa que muevas pero una cosa importante es que «vas a estar bien de todas las maneras que la hagas». ¡Eso seguro!
Verás que el componente de Savasana se mezcla con el sabor de una postura invertida, como Sarvangasana o un Viparita Karani más alto.

Sobran las palabras. Solo hazla. 
Normalmente hay que huir de las propuestas de una postura, solo una para tal o cual cosa, que está muy de moda. Pero te garantizo que si solo tienes 10 minutos para practicar, o estás muy agotado y necesitas recuperar un poco de energía, este Asana te la proporcionará de inmediato.

Comentarios (18)

Author’s gravatar

Jorge para mi vas en la buena direccion ; pero para la gente joven es diferente , ellos quieren y pueden saltar y brincar , logico porque yo tambien lo hice a su edad

Responder
Author’s gravatar

Tu lo haces muy bien Maribel. Ya le gustaría a muchos tener tu agilidad y tu lucidez, te lo digo completamente en serio. Veo a gente joven que está menos ágil y flexible que tu!
Gracias por pasarte a comentar!

Responder
Author’s gravatar

Ay Jorge!!! quien me lo iba a decir a mi… cuando empecé mis clases de yoga, me decía a mi misma, (Savasana…. a mi no me gusta descansar), en estos años, no solo no me lo pregunto, es que no me lo planteo una clase sin savásana!!!!!! Gracias , gracias y gracias.

Un beso!!!

Responder
Author’s gravatar

Carmen!
Savasana es el gran desconocido. A veces me han dicho de clases donde no se hace Savasana al final de la clase y me he quedado como…es posible?
Poco a poco te das cuenta de que no es un descanso si no que es un dejar reposar las Asanas de la secuencia que acabamos de hacer y…un poco inexplicable, verdad??
Solo puedo decir: SAVASANA!
Un besazo Carmen, gracias por pasarte a comentar!

Responder
Author’s gravatar

Tengo que practicar está variación de Savasana en casa, sí o sí.
Puedo afirmar que esta asana me cuesta mucho, de hecho, en casa duraré unos minutos con bien dices… Agradezco tu comprensión al comentar la dificultad q algunos tenemos para encontrar ese descanso emocional tan necesario…
Gracias por aportarnos tanto. Nos vemos en clase 😉

Responder
Author’s gravatar

Tienes que probarlo Yolanda, que te va a gustar mucho!
Es otra manera de hacerlo, y que además lo puedes practicar de manera individual y en seguida te trae al momento presente y te despeja la cabeza y te da descanso. De verdad que desde que la he descubierto me encanta!
El descanso emocional que importante es, verdad?
Un beso grande Yolanda, y gracias por pasarte a comentar!

Responder
Author’s gravatar

Sí que es guay la postura, Jorge.
He hecho la versión de Paula en Baddha Konasana con el canto de los pies en la barra de la silla.
Entre el segundo y tercer minuto sentía una calma total por todo el cuerpo, excepto dos tirones en las ingles internas que no molestaban para nada. Todo lo contrario oye, como si estuvieran integrados en la calma los dos tirones.

Ahora, supón que coloco la silla derecha como dios manda, quito las mantas debajo de la cadera y pongo las piernas encima del asiento.
Joper cambia todo. Cómo las piernas hacen un angulo recto con la cadera, se siente más sangre en la cabeza. O sea, sensación de alivio.

Namasté
Francisco

Responder
Author’s gravatar

Gracias Francisco por pasarte a comentar!
Pues si, cambia muchisimo la colocación de las piernas y si es cambiando la silla mucho más. Es una de las cosas más interesantes como, con pequeños cambios en las piernas que afectan a la pelvis, todo es distinto. Los dos tirones creo que te entiendo, de todas maneras si en algún momento se hiciera desagradable, siempre puedes variar otro poco y cerrar, jejej, y sería una sensación más! jejeje.
Que bien que notes esas sutilezas, ese es el camino de estar atento y profundo en un Asana, con lo que me da mucha satisfacción que lo comentes.
te mando un abrazo Francisco!

Responder
Author’s gravatar

Jorge muy bueno, buenísimo!!! Menuda joyita de Savasana que nos has regalado!!!
Mil gracias!

Responder
Author’s gravatar

Me encanto esta postura .
Un duda tengo ; en dos ocasiones estando en Savasana sentí un concierto de pajaritos en mi oído y en otra q alguien me tocaba la mano .
Es normal??? Es parte de ?
Agradeceré tus comentarios

Responder
Author’s gravatar

Hola Jimena, como estas!
Cosas mágicas y raras de Savasana!
Me ayudaría saber que secuencia hiciste antes de lo de la mano y las dos ocasiones de lo de los pajaritos porque puede ser por varias razones.
Es muy interesante lo que me dices así que dejo pendiente de tu respuesta y te contesto en el próximo episodio del podcast de preguntas y respuestas de Yoga, ¿vale?

¡Un abrazo y gracias por comentar, me encanta tu pregunta!

Responder
Author’s gravatar

Hola !
En lo de lo de la mano recuerdo que fue trabajo de hombros.
La anterior de los pajaritos no recuerdo bien, pero a diferencia de otras sesiones quedé agotada , y lo practico 3 a 4 veces por semana.

Responder
Author’s gravatar

Jimena!
Definitivamente te contesto en el preguntas y respuestas de Yoga para contestarte mejor, vale???

Un abrazo y gracias por la pregunta!

Responder
Author’s gravatar

Hasta hoy no recibo respuesta ☹️

Author’s gravatar

Hola Jimena, te contesté hace mas de un mes en el Podcast número 50 llamado: preguntas sobre cosas raras en Savasana, rodillas y enseñanza online, quizá se te pasó escucharlo, es el último publicado, pégale un ojo!

Responder

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *