Libros comprados, práctica de una semana y pose de Yoga en la puerta de la sala. Y en ese momento te das cuenta, lo notas, lo sientes, te cae encima como el yunque del coyote y el correcaminos…¡¡¡Como hagamos Vrksasana estoy perdido!!!


Ligando en la clase de Yoga:
Los compañeros siempre sobran pero hoy más

El profesor apareció mientras ella parecía atender a tus frases en Sánscrito dichas entre dientes. Claro que tambien podia estar atendiendo a una chica, que no paraba de hablarle sin parar crispando con su tono a todos los presentes, y que tu hubieses ahorcado con un bonito cinturón de Yoga.
El maestro te miró con ese aire altivo que tienen los profes de Yoga, con un aire de superioridad. No le quieres como amigo. Ni de coña. No tiene corazón cuando te mantiene un minuto entero en Virabhadrasana II. Te grita y te golpea en clase. Y se pasea ajeno a tu dolor durante una hora y media todas las semanas. Pero sabe lo que se hace, así que le permites que te mire con ese gesto y su sonrisa en la cara. Pero ¿qué le pasa? ¿de que demonios sonrie?. En fin, da la entrada a la sala y a ti no se te va de la cabeza Vrksasana, con  lo que una vez más, como en la última clase, corres al fondo de la sala como si fueras el Lama Surya Das cuando se escondía en su celda en su retiro de meditación clásico de 3 años, 3 meses y 3 días (justo el tiempo que estarías encerrado con ella pero no en una celda, sino en tu casa).

Vas pensando en la posible conversación con ella después de la clase…algo así como: ¿conoces el libro «Yoga para la mujer» de Geeta Iyengar? Creo que es el mejor que se ha escrito sobre el tema. Habla de los ciclos menstruales, los ciclos de desarrollo en la vida de la mujer y otras cosas interesantísimas (eso dicen las opiniones de Amazon, tu, ni flores de quien es esa señora que lo ha escrito). O no, que si le hablas de un libro de Yoga para la mujer lo mismo se piensa que eres un tío raro…»que le digo, que le digo»…piensas sin parar.

Y de repente ocurre. No sabes como pero te atrapa. Una voz grave te empieza a hablar.
Es ese señor que empezó en clase la semana pasada y que al verle su práctica, hace que tus Asanas parezcan las del Gran Krishnamacharya y tu conocimiento de teoría la de su hijo Desikachar. Sigues andando pero te atrapa, su voz opresiva te frena y tu solo miras el fondo de la sala y la miras a ella, que te hace perder el sentido. No te deja avanzar. El hombre te pregunta cosas que no vienen al caso para tu fuga al fondo de la sala (para que nadie te vea caerte en las posturas), y le comienzas a contestar con las 3 grandes frases que te sacan de un apuro en la conversación con un borracho. Son unas respuestas que contestan a  cualquier cosa que te diga alguien.

  1. Jo colega.
  2. Que movida.
  3. Ya te digo.

Pero que le pregunte al profesor, ¡no a mi que solo soy un Loser Yogi! Piensas, mientras tres amigos se ponen en tu sitio detrás de Ella.
Y ahora la voz del profesor, que no deja ni un minuto el tio: «Qué empezamos, ¿o tengo que invocar a Patanjali?». Que gracioso se cree el cabrito…
Vale, estás delante. No un poco, estas muy alante, todos te van a  ver practicar. Tu semana de una hora de Asanas siguiendo La Guia para practicar Yoga en casa no ha hecho milagros, y lo sabes.

Sudor = frío.
Musculatura = temblorosa.
Articulaciones = hombre de hojalata.
En una palabra: estas jodido.

Ligando en la clase de Yoga:El profesor va contra mi

Hacéis los Om. Tres, para ser exactos.
Luego el profe, que hoy se ha venido arriba, os dice que repitais unas cuantas cosas en Sánscrito. Tu no sabes que es, pero ella sí, seguro. Ojalá te lo contara.
Son los tres primeros Sutras de Los Yoga Sutras de Patanjali (y luego leerías de la mano del maestro Iyengar el significado):

  1. Atha yoganusasanam (Con oraciones en busca de la bendición divina, comienza ahora una exposición del Sagrado arte del Yoga)
  2. Yogah cittavrtti nirodhah (El Yoga es el cese de movimientos en la consciencia
  3. Tada drastuh svarupe avasthanam ( entonces, «el que ve» mora en su propio y auténtico esplendor)

El Sánscrito te deja en tu sitio. No has entendido nada pero por alguna extraña razón esas sílabas golpean en tu contenido mental y todo se para por un momento. Calma. Estabilidad. Tu, en estado puro.

1ª Postura: Parsva Svastikasana: vamos bien, una torsión sencilla. Así SÍ.
2ª Postura Tadasana: ok, bien, esta es facil, me planto tieso con cara seria y saco pecho. Bien, vamos bien.
3ª Postura ¡¡¡Vrksasana!!!: todo tu mundo se destruye. Ya no habrá conversación después de clase. Solo suicidio ritual. Toda esperanza perdida. Eres un alma miserable. Escribirás con la tinta de la soledad. Esa soledad que buscaba Shunryu Suzuki cuando se escapaba a hacer su meditación en la universidad a las 4 de la mañana antes de que sus compañeros se levantaran…

El resto de la sesión es solo un vaivén de Asanas que para ti ya no tienen sentido, has temblado tanto en Vrksasana que parecia que habias bebido. La sala entera se movía y además ¡¡TU ANTIDESLIZANTE SIGUE SIENDO EL VIEJO RAÍDO CON HILOS PORQUE SE TE OLVIDO COMPRARTE UNO DE WINNER YOGI!!

¡Nunca volverá a ser igual una clase de Yoga!

Por fin acaba la clase. Corres. Huyes del señor que te habla. De la vergüenza. Y de la amiga de tu princesa que no para de hablar ni un solo segundo.
Vas a dejar los ladrillos antes de irte al vestuario de la perdición y de repente oyes una voz. Un angel. Una sirena. Una Diosa del panteón Hindú que te dice: Si quieres, te puedo ayudar a mejorar ese Vrksasana…te das la vuelta y es ella, que te deja sin respiración…La amiga sigue hablando. EL señor sigue hablando, pero os habéis mirado a los ojos y no existe ya nada más. Ahora mismo vencerías en tiempo de permanencia en Sirsasana hasta a tu profe…

Comentarios (16)

Author’s gravatar

jejeje,Genial Jorge.Este me ha gustado aún más que el primero.Y por fin sé los que significan los sutras de las invocaciones.Muchas gracias por este post genial.

Un abrazo

Responder
Author’s gravatar

Es que ligando se aprenden muchas cosas porque tienes que sacar recursos de donde sea, jajajaja
Gracias Carlos, a ver que pasa en la tercera parte!

Responder
Author’s gravatar

Guionista de culebrones de yoga¡¡¡¡¡Fantastico¡¡¡¡ja,ja ja,ja. A mi, el prota de esta historia ya me ha ganado cuando piensa en comentarle el Libro de Yoga para la mujer…se puede ser mas tierno¡¡¡¡ El desenlace promete,pero si el profe echara un cable con sus completas explicaciones por parejas????

Responder
Author’s gravatar

Asanas por parejas, como no habré caído en eso!
Jo Teresa, creo que eres mejor guionista de Culebrones de Yoga que yo, jajaja.
No se si le comprará el libro «Yoga para la mujer» de Geeta Iyengar, pero solo pensarlo ha sido todo un detalle, si. A ver si se tira el rollo y se lo compra!
Un beso guapa!

Responder
Author’s gravatar

Jajajaja, gracias Jorge esta vez me aprendo los sutras y su significado.
Un saludo

Responder
Author’s gravatar

Genial Susana, al final ligar nos va a servir para aprendernos los Yoga Sutras de Patanjali!
Gracias por comentar!

Responder
Author’s gravatar

Pero crees que si se lo comprase se atrevería a regalárselo??? Jajajaja!!! Jorge, eres único!!!

Responder
Author’s gravatar

uf…que buena pregunta!
Claro, es que es un poco rápido quizá, no? Aunque ella lo valorará por el detalle, no?
tengo mucho en que pensar Charo, mucho! jajajaja

Responder
Author’s gravatar

Claro que lo apreciaría pero….quién te dice que no lo tiene ella ya??? Imagina que que se lo lleva….imagina la cara de vergüenza de él!!!! Jajaja, Jorge, a pensar, a pensar ;-)!!!

Responder
Author’s gravatar

Yo también creo que no lo tiene…a mi me da que no, pero claro, puede ser que si!
Hay mucho en lo que pensar…jajajaja
Tendremos que esperar a la tercera parte, estoy que me muerdo las uñas en Garudasana!

Responder
Author’s gravatar

Habrá que esperar…pero en Garudasana??? Jajaja….Ahí no hay quién aguante ;-)!

Author’s gravatar

Madre mía!! Así que era eso lo que recitabaIS al principio de clase… Mira por dónde vengo a enterarme… Que yo era de las de «de dónde sale esto y por qué hay gente que se lo sabe?!»
Cuando vuelva a clase, un año de estos, me los voy a llevar aprendidos!!

Responder
Author’s gravatar

Macarena!!!!!
Tu te lo sabes ya, seguro, y si no, leetelos bien que la próxima vez que te vea, que espero que sea dentro de poco, te los pregunto! Sanscrito y «cristiano», claro!

Responder
Author’s gravatar

Calla, calla… ni la más remota idea! Memoria de pez de colores total…, y así escrito en sánscrito, ni idea tampoco de cómo se pronuncia, jajajaja. Eso sí, con la entonación sí que me quedé. Déjamos un podcast con esos tres sutras grabados, y te prometo que para el día que vuelva, me los aprendo.
De momento, sigo en «stand by» y, vista la rachita que llevo, no voy ni a respirar de más, por si acaso…

Responder
Author’s gravatar

Jajaja, un Podcast con los sutras! Pues no estaría mal!
Tengo pensado hacer algo con los sutras, así que espera, espera!

Responder

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *