¡Episodio 63!
‘Cómo mantener la práctica semanal de Yoga’


Lo que, a veces, nos impide practicar Yoga

A lo largo de nuestro viaje de Yoga tenemos temporadas en las que practicamos mucho, estamos animados y motivados, pero otras veces, pasamos temporadas en que nos cuesta subirnos a la esterilla aunque sabemos que es justo lo que nos viene bien y lo que va a hacer que nuestro día cambie.

Hay quien mantiene su práctica viva cada día. No le cuesta practicar y se ve con fuerzas y ánimo porque precisamente la práctica de Yoga te da esa energía que tanto nos hace falta algunas veces.
Pero es cierto que pasamos épocas en las que nos cuesta más practicar: un bajón personal, el cambio de trabajo, un horario complicado, compromisos, una mudanza…y un largo etcétera. A veces miramos hacia atrás y llevamos días o semanas sin hacer nu una sola Asana.
En el episodio de hoy del Podcast de Yoga vamos a hablar de esos motivos y a dar algunas pistas de cómo hacer para retomar o mantener viva la llama del Yoga en el día a día.

El audio es parte de uno de los webinars mensuales que hago con los alumnos del Curso de Yoga para gente Normal en el que participamos todos y vamos dando nuestras opiniones y puntos de vista sobre los temas que tratamos. El estar en contacto con otros Yogis y Yoginis también hace que mantengamos esas ganas de subirnos al antideslizante a hacer nuestras posturas. Nos anima a compartir y a continuar con nuestro camino del Yoga en cuanto a Asana se refiere.

Consejos para mantener viva la llama de la práctica

Estos son en esquema algunos de los consejos que doy en el audio y más abajo tenéis algunas de las posturas que menciono.

  1. Practicar algo que te gusta o te resulta fácil: de esta manera, el Yogi vago que tenemos dentro se anima al ponerse a hacer algo que le resulta agradable. Es seguro que luego se anima ese Yogi o Yogini y continúa un rato más, pero si no es así, al menos haces un poco de práctica.
  2. Hacer solo 10 o 15 minutos: puede parecer que es mejor no hacer nada que hacer 10 minutos de Yoga un día, pero a lo largo de una semana serían 70 minutos. Estos siempre es más que no hacer nada en toda la semana.
  3. Hacer aperturas y restaurativas: las aperturas del pecho y restaurativas abren el corazón y alejan la pereza. Aunque solo te tumbes un ratito en Savasana II o Viparira Karani, vas a poder cambiar de nuevo ese chip que nos mantiene en un estado Tamásico o de pereza.
  4. Atacar a tu punto débil: puedes hacer un ratito centrándote solo en tu punto débil, aquello que mejor te viene o más falta te hace. Puede ser estirar las piernas, mover las caderas o dinamizar la cintura escapular.
  5. Meditación: sentarte un ratito a meditar puede aclarar la mente y centrar la energía que muchas veces está dispersa y nos impide practicar.
  6. ¡Apúntate al Curso de Yoga para ponerte mis vídeos y así practicar conmigo!

Son sencillos consejos pero que pueden ayudarte a retomar o continuar con tu práctica diaria o semanal de Yoga.


Aquí tienes los vídeos a las Asanas mencionadas en el podcast, son de acceso libre y pueden ayudarte a retomar la práctica:

Yoga para elevar el nivel de energía

Yoga para abrir el pecho

Meditación guiada en los elementos

Dinamizando y estirando las caderas


 

sala de práctica de Yoga

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *